PUBLICIDAD

Mente y emociones
Disartria
La disartria es un trastorno del habla que impide la correcta articulación de sonidos y palabras, dificulta la comunicación efectiva, y afecta también a la deglución. Conoce su tratamiento y los ejercicios más indicados.
Escrito por Mireya Cortavitarte, Logopeda experta en patologías de la voz

Diagnóstico de la disartria y tipos

La disartria se puede confundir por sus síntomas con la afasia-disfasia y la apraxia.

Para diferenciar estas tres patologías debemos de tener en cuenta:

  • Afasia: comúnmente se confunde con la afasia de Broca, que consiste en la incapacidad para ejecutar las órdenes motoras necesarias para el lenguaje oral, al estar afectada el Área de Broca del cerebro, en el hemisferio izquierdo. Su característica principal es el agramatismo y un fallo en el componente motor del lenguaje. Habitualmente, el lenguaje expresivo falla de manera reincidente en no encontrar verbos y en la gramática del lenguaje. El habla puede ser legible, dependiendo también de la intensidad y gravedad del origen que ha causado la afasia. Su origen puede ser por un traumatismo, ictus, o tumores cerebrales en dicha zona del cerebro. No se encuentran afectados los músculos del habla.
  • Apraxia: se ve localiza una zona del hemisferio izquierdo que es donde se encuentra el lenguaje y, a diferencia de la disartria, únicamente se ve afectada la articulación, no afecta a otras áreas propias del lenguaje, como son la coordinación fonorespiratoria, prosodia, resonancia, ritmo, voz, ni a la deglución; en este caso estas prevalecen funcionales. Este tipo de pacientes sí pueden hablar y tienen la voluntad, pero no son capaces de realizar la orden motora. En la apraxia no es el músculo el que se ve afectado, como en la disartria. Puede verse afectada la capacidad auditiva y de comprensión.

Tipos de disartria

Dependiendo de cuál haya sido el origen de la disartria nos encontramos con varios tipos. Únicamente vamos a citarlos por tener conocimiento de ellos, ya que cada uno tiene unas características propias:

  1. Flácida.
  2. Espástica.
  3. Atáxica.
  4. Mixta.
  5. Del sistema extrapiramidal: hipocinética o hipercinética.

Actualizado: 8 de Julio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD