PUBLICIDAD

Mente y emociones
Terapia miofuncional
La terapia miofuncional es una de las herramientas de rehabilitación más útiles de la logopedia, ya que permite corregir problemas que afectan la respiración, la masticación, la articulación y la deglución.
Escrito por Mireya Cortavitarte, Logopeda experta en patologías de la voz

Qué es la terapia miofuncional

Una mujer y su hija con síndrome de Down

La terapia miofuncional se emplea para prevenir, valorar, diagnosticar y corregir los malos hábitos o malformaciones orofaciales.

La terapia miofuncional (TMF) tiene cuatro fases de trabajo: prevenir, valorar, diagnosticar y corregir los malos hábitos o malformaciones orofaciales. Para entender qué es la TMF debemos saber en primer lugar que áreas y funciones del cuerpo trabaja. En concreto lo hace en los órganos y la musculatura orobucofonatoria que tal y como indica la propia palabra se centra en tres zonas; la oral, bucal y fonatoria.

Las funciones básicas de estas zonas abarcan desde la respiración, masticación, habla, succión, deglución y otras secundarias como pueden ser bostezar, escupir, llorar, soplar, vomitar…, de ahí la importancia de esta herramienta de rehabilitación logopédica en un sinfín de disfunciones.

Las patologías en las que la terapia miofuncional se aplica de manera activa son:

  • Síndrome de Down; hipotonía, hipoplaxia maxilar y del paladar, sialorrea…
  • Parálisis cerebral; hipotonía muscular, maloclusión lingual, respiración bucal…
  • Malformaciones faciales, como puede ser fisura palatina (disglosia), labio leporino.
  • En aquellas disfunciones neuromusculares como puede ser la disfagia o disartria.
  • Patologías funcionales como dislalias o maloclusiones linguales (mal posicionamiento de la lengua).
  • Parálisis faciales, ya sean consecuencia de un ACV (Accidente Cerebro Vascular), TCE (Trastorno Craneoncefálico), temporales (parálisis facial) o como consecuencia de otro factor externo (ortodoncia).
  • En enfermedades neurológicas como esclerosis, párkinson, alzhéimer
  • Tras intervenciones quirúrgicas maxilofaciales, laríngeas o linguales. La TMF también se usa tras cirugías de reconstrucción plástica y en casos de tumoraciones de la zona.
  • Después de intervenciones por vegetaciones, roncopatias o amigdalitis.

Cualquier patología en la que se vea afectada dicha zona con carácter genético, neurológico, degenerativa o temporal va a necesitar de la terapia miofuncional.

Etiquetas: 

Actualizado: 13 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD