PUBLICIDAD

Mente y emociones
Rotacismo
Tanto niños como adultos pueden tener dificultades para pronunciar correctamente el fonema /r/. Te contamos a qué se debe y cuál es el tratamiento y los ejercicios indicados para solucionarlo de forma efectiva.
Escrito por Mireya Cortavitarte, Logopeda experta en patologías de la voz

Tratamiento del rotacismo

El tratamiento del rotacismo tanto en niños como adultos es efectivo al 99%. Las actividades que se llevan a cabo normalmente para solucionarlo son de reeducación del punto y modo de articulación de dicho fonema. Son ejercicios muy sencillos que más adelante detallaremos.

En un principio, lo que sí es más complicado es hacer desaparecer los malos hábitos que han adquirido a la hora de pronunciar la /r/ en su lenguaje oral con el fin de que suene de manera similar y la gente no sea consciente de dicho problema.

En este sentido, las personas con rotacismo lo más común es que la realicen mediante un sonido vibrante de manera gutural / velar, haciendo vibrar la garganta con un sobreesfuerzo en esta zona, como una /r/ francesa. En otras ocasiones, el niño lo que hace es colocar la lengua en los labios realizando una pedorreta.

O con la misma lengua, ir desplazándola dentro del propio paladar intentando realizar la /r/ correctamente, pero como no son capaces de mantener la lengua en su punto de articulación se les escapa dentro de la boca y acaban moviéndola de adelante a atrás por todo el paladar.

Ejercicios que favorece la adquisición del fonema /r/

El fonema /r/ es alveolar, es decir, se pronuncia colocando la lengua en los alveolos que es la zona que está justo encima de los dientes, al igual que otros fonemas como /l/, /n/ o /s/. La diferencia entre estos y el sonido /r/ es que no sólo necesita apoyar la lengua en esta zona en concreto, sino que además requiere de la vibración de la lengua como es en el caso de la /r múltiple/ para palabras como ‘perro’ o ‘roca’.

Para conseguir esta vibración de la lengua hay que coordinar el punto de articulación y el soplo. Por ello, el primer paso para la adquisición de la /r/ es trabajar la respiración.

Se harán ejercicios sencillos de soplo como puede ser apagar velas, inflar globos, jugar partidos de fútbol moviendo pequeñas bolas de papel, madera o canicas utilizando sólo el soplo. Se puede trabajar también con molinillos, un silbato, una flauta… o cualquier otro instrumento de soplo.

En segundo lugar, trabajaremos praxias linguales, son sencillos ejercicios en los que trabajamos con la lengua para que adquiera un mayor tono y el control sobre ésta sea completo. Muchas veces los niños no tienen fuerza o no son capaces de mantener la lengua en un mismo sitio el tiempo suficiente y  es por ello que se les escapa y el sonido no se realiza de manera correcta.

Son actividades que se pueden realizar por ejemplo durante el cepillado de dientes, delante de un espejo o en cualquier otra situación que estimule este tipo de ejercicios. Algunos de ellos son: colocar la lengua arriba y abajo por fuera de la boca, a los lados de la boca, tanto por dentro como por fuera, hacer giros alrededor de los dientes y alrededor de los labios, primero en un sentido y luego en el contrario.

Otro ejercicio importante para solucionar el rotacismo es conseguir chasquear la lengua, normalmente se les indica que van a simular los pasos de caballo. Con este ejercicio tan sencillo, podemos comprobar que la lengua es capaz de apoyarse en el paladar de la boca y que tiene fuerza para apoyarla y mantenerla.

Poco a poco iremos introduciendo ejercicios de repetición de palabras con dicho fonema, de más a menos tamaño, de menor a mayor dificultad. No hay que exigir desde el primer momento que la articulación sea perfecta, sino que debemos de observar qué hay que corregir y poco a poco conseguir que aplique todas las pautas indicadas hasta conseguir la correcta articulación. Podemos utilizar diferentes vídeos, fichas, cuentos específicos o de los que tenemos en casa recalcando la palabras que nos encontremos con /r/, la propia cartilla del colegio, listados de palabras por familias semánticas, es una manera de dar un apoyo al niño para aumentar el léxico / vocabulario y  la lectoescritura.

En caso de trabajar el rotacismo con adultos la base de los ejercicios sería la misma pero con material adaptado.

Al principio podemos observar que en repetición la articulación está conseguida, pero que luego en su lenguaje espontáneo no lo tiene generalizado, es lo más normal, hay que darle un tiempo para que automatice y corrija el mal hábito que tenía adquirido y comience a introducir los nuevos patrones. Esto es algo que pasa tanto en niños como en adultos. 

Actualizado: 20 de Mayo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD