PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Nueva terapia para tratar enfermedades resistentes a los antibióticos

Han identificado una molécula que, combinada con otros antibióticos, es capaz de combatir superbacterias Gram negativas, y podría ayudar a tratar algunas enfermedades resistentes a los medicamentos actuales.
Superbacterias resistentes a los antibióticos

La resitencia a antibióticos está empezando a ser una amenaza para salud pública.

14 de Marzo de 2017

La resistencia a los antibióticos es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una amenaza cada vez más peligrosa para la salud pública, y una razón por la que la ciencia busca reiteradamente la manera de frenar dicha farmacorresistencia. El último intento, realizado por investigadores de la Universidad de McMaster, en Hamilton (Canadá), parece haber dado un salto cualitativo importante. Y es que según esta investigación, publicada en Nature Microbiology, una nueva combinación terapéutica podría combatir las llamadas superbacterias, es decir, aquellas que son resistentes a todos los antibióticos hasta ahora conocidos.

Según la OMS, cada año cerca de 500.000 personas presentan tuberculosis multirresistente y la farmacorresistencia empieza a ser más prevalente en enfermedades como el VIH y el paludismo, entre otras. Concretamente, en el año 2010, un 7% de las personas que comenzó un tratamiento antirretrovírico en los países en desarrollo presentaba VIH farmacorresistente, una cifra que aumentó hasta un 20% en el caso de los ciudadanos de países desarrollados. De ahí la importancia de este descubrimiento, que podría suponer todo un cambio en la práctica médica, y poner punto final a algunas enfermedades que no responden a los tratamientos tradicionales.

Según la OMS, la farmacorresistencia empieza a ser cada vez más prevalente en enfermedades como el VIH y el paludismo, y se trata de una amenaza para la salud pública

Bacterias Gram negativas, de las más resistentes a los antibióticos

Una de las bacterias más resistentes a los antibióticos y sobre las que se han centrado en la actual investigación, son las llamadas Gram negativas, que son capaces de sobrevivir incluso a los medicamentos utilizados como último recurso como la colistina, empleada en el tratamiento de enfermedades como la neumonía, la meningitis, o diversas heridas e infecciones. Su gran capacidad de resistencia se debe, principalmente, a que disponen de una capa externa que resulta impenetrable y que imposibilita, por tanto, que los antibióticos se introduzcan en ellas y puedan combatirlas.

Tras probar un total de 1.440 medicamentos que carecían de patentes, el equipo de investigadores encontró una molécula capaz de romper la capa externa de estas bacterias y se logró, por tanto, que los antibióticos pudieran ser efectivos. Concretamente, fue el fármaco antiprotozoario pentamidina el que consiguió alterar la superficie celular de las bacterias Gram negativas. Un medicamento que, además, resultó ser aún más eficaz cuando se combinaba con otros antibióticos. De hecho, según muestra el estudio, esta combinación fue potente contra bacterias altamente resistentes como son la Acinetobacter baumannii y las enterobacterias, y generó ciertas mejoras incluso contra patógenos muy complicados de erradicar, como es el caso del Pseudomonas aeruginosa.

Este estudio fue realizado sobre ratones. El siguiente paso, cuenta Eric Brown, autor principal de este trabajo, y científico del Instituto Michael G. DeGroote para la Investigación de Enfermedades Infecciosas, será confirmar la efectividad de estos fármacos en los seres humanos, y garantizar su seguridad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

17%
de los nuevos diagnósticos de VIH en la Unión Europea son en mayores de 50 años
'Fuente: 'Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades''