PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Asocian el zika con varias anomalías en el embarazo

Sufrir la infección por virus del Zika durante el embarazo podría provocar insuficiencia de la placenta o afectar al desarrollo del sistema nervioso del feto y causarle ceguera, e incluso la muerte, según revela un nuevo estudio.
Asocian el zika con varias anomalías en el embarazo

El nuevo estudio ha detectado que el virus del Zika puede dañar la placenta, y tener como consecuencia la muerte del feto.

08 de Marzo de 2016

La infección por el virus del Zika durante el embarazo –que se ha asociado con el aumento de casos de bebés nacidos con microcefalia, aunque todavía no ha sido posible confirmar esta vinculación– podría causar la muerte del feto y otras anomalías como insuficiencia de la placenta, con escaso o ningún líquido amniótico, y perjuicios en el desarrollo fetal y en su sistema nervioso, incluyendo una posible ceguera, según ha revelado un estudio publicado por New England Journal of Medicine.

En algunas de las mujeres infectadas por el virus del Zika se observaron trastornos en el feto o en el embarazo a las 8, 22, 25 y 35 semanas

Los autores del trabajo, investigadores de la Universidad de California (UCLA), utilizaron pruebas de sangre y de orina de 88 mujeres embarazadas en Río de Janeiro (Brasil) entre septiembre de 2015 y febrero de 2016, que no presentaban factores de riesgo para sufrir complicaciones durante el embarazo, y 72 de las cuales dieron positivo al virus del Zika.

La Dra. Karin Nielsen, profesora de pediatría en la división de enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina David Geffen en la UCLA, que ha participado en el estudio, ha explicado que en algunas de las mujeres infectadas se observaron trastornos en el feto o en la gestación a las 8, 22, 25 y 35 semanas, y que aunque el feto no estuviera afectado por el virus, aparentemente éste sí daña la placenta, lo que puede tener como consecuencia la muerte del feto.

Los resultados del estudio se suman a los hallazgos de otra investigación que se publicó a finales del pasado mes de febrero en PLOS Neglected Tropical Diseases, que alertaba de que el virus del Zika podría causar hidropesía fetal –acumulación anormal de líquido en dos o más zonas del organismo–, e hidranencefalia, una malformación del desarrollo del cerebro que se caracteriza por la presencia de sacos llenos de líquido cerebroespinal en el lugar donde deberían encontrarse los hemisferios cerebrales, o la muerte del feto, en caso de infectarse la madre.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''