La listeriosis es una infección provocada por la bacteria Listeria monocytogenes que puede ocurrir en las embarazadas –y transmitirse al feto en desarrollo–, en los bebés recién nacidos, y en general en cualquier individuo con el sistema inmune comprometido (como ancianos, enfermos de SIDA, diabéticos, etcétera), y llegar a ser grave o difícil de controlar en muchos pacientes.

PUBLICIDAD

La clínica de la listeriosis puede oscilar desde síntomas leves similares a una gastroenteritis, hasta formas más graves como sepsis, encefalitis, meningoencefalitis o infecciones focales como neumonía, mioendocarditis o artritis séptica. La listeriosis invasiva grave afecta más comúnmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, personas mayores y personas con afecciones crónicas o respuesta
inmune debilitada. Estos casos tienen altas tasas de mortalidad que puede llegar al 50% cuando afecta el sistema nervioso central, y las secuelas neurológicas pueden llegar a afectar a más del 60% de los sobrevivientes. La listeriosis también se asocia con la muerte fetal y neonatal.

Cómo se transmite la 'Listeria monocytogenes'

La Listeria monocytogenes se encuentra ampliamente distribuida en el medioambiente. El agua fresca y las aguas residuales, el suelo y las tierras de cultivo, la vegetación, los animales domésticos y silvestres…, sin embargo, el principal mecanismo de transmisión hacia el ser humano es la ingestión de la bacteria directamente a través de los alimentos.

Carne contaminada por listeria

Los casos de brotes de listeriosis como el que se produjo en Andalucía siempre se asocian al consumo de alimentos, tanto crudos –verduras, frutas, leche no pasteurizada…–, como productos envasados –en la mayoría de los casos– (embutidos, carnes, quesos, ahumados, productos sin pasteurizar…) que estaban contaminados por la bacteria en cuestión, que además puede sobrevivir en la nevera a bajas temperaturas.

PUBLICIDAD

En general, cocinar los alimentos a temperaturas superiores a 65 °C elimina las bacterias, sin embargo la contaminación puede producirse a posteriori o durante el proceso entre la preparación y el envasado, por lo que otras medidas de higiene son básicas para esquivar este serio problema. 

Por otro lado, hay que señalar que la Listeria monocytogenes no produce enfermedad en el ser humano sano, sino que tan sólo afecta a personas inmunodeprimidas por mecanismos que explicamos más adelante. De hecho, podemos analizar muestras del intestino de una persona sana y ver que hay Listeria monocytogenes, sin que ello suponga ningún problema para esta.

Cómo es la 'Listeria monocytogenes'

La Listeria monocytogenes es una bacteria del grupo de los bacilos Gram positivos, es decir, es alargada y se tiñe de morado con la tinción de Gram, ya que en su pared exterior tiene ácidos lipoteicoicos, que intervienen en la virulencia del microbio. Alrededor de su cuerpo tiene flagelos que funcionan como hélices para que la bacteria pueda desplazarse a temperatura ambiente.

PUBLICIDAD

Este microorganismo debe su nombre a Joseph Lister, médico inglés del siglo XIX que implantó las condiciones de asepsia y antisepsia en la cirugía, disminuyendo las tasas de mortalidad enormemente. Este científico no es el descubridor de la bacteria, aunque se le puso el nombre de Listeria en su honor.

Brote de listeria en Andalucía y situación en España

El brote de listeriosis que se desencadenó en el verano de 2019 en Andalucía, el mayor registrado en España, afectó al menos a 216 personas en esta comunidad, además de otros casos repartidos por el país, y se debió al consumo de carne mechada contaminada con la mencionada bacteria, según determinaron los análisis realizados en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid. De los afectados, tres fallecieron, y de las 37 embarazadas contagiadas, en dos de ellas el embarazo resultó en aborto, en tres en muerte fetal y en 6 de ellas parto prematuro.

PUBLICIDAD

Desde que una persona ingiere Listeria hasta que desarrolla la enfermedad pueden pasar de dos a seis semanas, por lo que a veces resulta difícil identificar con exactitud el alimento contaminado. En españa, la listeriosis se incluye entre las enfermedades de declaración obligatoria dese el 2015, que se notifican a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE). Entre el 2015 y el 2018 hasta quince comunidades y ciudades autónomas notificaron un total de 1.369 casos confirmados, por lo que en nuestro país se comunican una media de 300 a 400 casos anuales.

Creado: 18 de septiembre de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD