PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Ecografía Doppler
La ecografía-doppler es un tipo de ecografía con la que se estudia el flujo de sangre que pasa a través de las arterias y venas, y que permite conocer su cantidad, velocidad y consistencia en un momento concreto.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es la ecografía-doppler

La ecografía es una técnica basada en los ultrasonidos que permite estudiar los órganos blandos de casi cualquier lugar del cuerpo. No sirve, sin embargo, para estudiar los órganos sólidos como los huesos, porque los ultrasonidos no los atraviesan. Lo mismo sucede con los gases, lo que dificulta en ocasiones realizar una ecografía abdominal correctamente. Los ultrasonidos salen desde el extremo del ecógrafo, chocan contra el órgano a estudiar y rebotan para volver al extremo del ecógrafo donde se captan.

Uno de los tipos de ecografía es la ecografía-doppler (o eco-doppler). Este tipo de ecógrafos permiten utilizar el efecto Doppler, que fue descubierto por el físico austriaco Christian Andreas Doppler. El efecto consiste en que cuando un objeto se aleja o se acerca a una persona, el sonido que emite varía en su frecuencia (es decir, es más o menos grave o agudo). Es fácil de reconocer este efecto cuando se acerca una ambulancia, ya que el sonido será más agudo cuando se acerca además de más intenso.

Los ultrasonidos que rebotan en la sangre serán diferentes según la dirección y la velocidad del flujo de sangre. Cuando se acerque al ecógrafo la frecuencia será mayor, y cuando se aleje menor. Gracias a estas alteraciones en las ondas de ultrasonido, el ecógrafo puede interpretarlas y asignar un color concreto para cada frecuencia. Habitualmente se utilizan los colores rojo, azul y amarillo.

Es una prueba exenta de riesgos, rápida de realizar, y cómoda para el paciente. Se convierte en una técnica obligada y especialmente útil cuando se sospechan enfermedades trombóticas de arterias o venas. También se utiliza de forma rutinaria en las ecografías durante el embarazo y el ecocardiograma. Tiene las mismas limitaciones que una ecografía normal: no puede atravesar el hueso, por lo que no traspasa el cráneo, ni el gas, por lo que no sirve para estudiar los pulmones.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

25%
de la población tiene una variante genética que aumenta el riesgo de sufrir depresión
'Fuente: 'The Journal of Clinical Psychiatry''

PUBLICIDAD