PUBLICIDAD

Salud al día
Policitemia vera
La policitemia es un trastorno sanguíneo en el que la médula ósea produce demasiados glóbulos rojos, lo que provoca síntomas como dolor de cabeza, debilidad y picor. Conoce sus causas y cuál es su tratamiento.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Qué es la policitemia vera

La policitemia es una enfermedad caracterizada por un aumento en la sangre del número de glóbulos rojos. Existe una forma primaria (policitemia vera), que presenta una proliferación descontrolada de los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas, y una forma secundaria, en la que solo los glóbulos rojos están aumentados en número y volumen.

La policitemia vera fue descrita por primera vez en 1892 por Vaquez, mientras que en 1903 Osler escribió “la enfermedad se caracteriza por cianosis crónica, policitemia y un moderado agrandamiento del bazo. Los síntomas principales han sido debilidad, postración, estreñimiento, cefalea y vértigo”. Por este motivo, a la policitemia vera también se la llama enfermedad de Vaquez-Osler.

La policitemia generalmente tiene un comienzo insidioso, más frecuente durante la sexta década de la vida, aunque también puede iniciarse en la infancia o en la edad avanzada. Los síntomas de presentación incluyen dolor de cabeza, enrojecimiento facial, picor, trombosis, y sangrado gastrointestinal, pero a algunos pacientes se les diagnostica porque se encuentran alteraciones en los resultados de una analítica casual. Los síntomas referidos por al menos el 30% de los pacientes con policitemia son, de más a menos frecuente, dolor de cabeza, debilidad, picor, mareo y sudoración.

La policitemia vera es una enfermedad compatible con la vida normal o casi normal durante muchos años. Sin embargo, finalmente los pacientes pueden desarrollar enfermedades como la leucemia, que es ligeramente más frecuente en personas a las que se les han administrado ciertos tratamientos. La trombosis es la causa más común de muerte en los afectados (30% de los fallecimientos), seguida de la leucemia aguda (19%), otros tipos de cáncer (15%) y la hemorragia (5%).

Actualizado: 23 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los casos de ceguera se deben a déficit visuales de origen genético
'Fuente: 'Dreamgenics’'