PUBLICIDAD

Salud al día
Hernia de hiato
Se estima que hasta un 20% de la población puede sufrir hernia de hiato. Aunque la gran mayoría no experimentará síntomas, el resto pueden notar ardor, dolor de pecho, o dificultad para tragar. Lo mejor es aprender a prevenirla.
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Síntomas de la hernia de hiato

La hernia de hiato no siempre produce síntomas, pero en más de la mitad de los casos de reflujo gastroesofágico existe una hernia de hiato. Es decir, que los síntomas son el resultado de la regurgitación del contenido del estómago hacia el esófago produciéndose una irritación más o menos seria de la mucosa de éste por el ácido gástrico. Esto sucede porque se pierde la función de dique o contención que supone la acción del propio hiato y sus membranas y el esfínter esófagico inferior. Existe por tanto una relación directa entre el tamaño de la hernia y la intensidad de las molestias.

Cuando existe reflujo gastroesofágico pueden aparecer los siguientes síntomas de una hernia de hiato:

  1. Ardor (pirosis): el contenido ácido irrita las paredes del esófago, ocasionando molestias en la boca del estómago.
  2. Dolor de pecho: si esa sensación de ardor alcanza zonas elevadas del esófago, el dolor puede sentirse más en la zona torácica que en la abdominal, confundiéndose con un dolor más alarmante, por ejemplo el del infarto de miocardio.
  3. Dificultad a la hora de tragar:La irritación de las paredes del esófago puede desencadenar una sensación molesta al tragar alimentos sólidos, bien a nivel bajo (disfagia), o incluso en la zona faringea (odinofagia).
  4. Regurgitación y eructos: puede aparecer mal sabor de boca, mal aliento debido al contenido que refluye hasta la boca, y aparición de eructos tras las comidas. 
  5. Tos: se produce al tumbarse después de las comidas por el ascenso del contenido gástrico y la irritación de la laringe.

Como curiosidad, existe asociación entre la hernia de hiato, la litiasis biliar (piedras en la vesícula) y los divertículos en el colon, conociéndose como la tríada de Saint.

Actualizado: 1 de Febrero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Ramón Cacabelos

El Dr. Cacabelos explica en qué consiste la medicina genómica, que permite identificar precozmente el riesgo de que una persona desarrolle ciertas enfermedades, y determinar el tratamiento más efectivo para cada paciente.

Dr. Ramón Cacabelos

Experto en medicina genómica y presidente del Grupo EuroEspes
“En el campo diagnóstico el papel de la medicina genómica es fundamental. Más del 80% de las enfermedades del adulto están destruyendo nuestro organismo muchos años antes de dar síntomas, y cuando se manifiestan ya es tarde. Con un diagnóstico predictivo podemos identificar el riesgo 20 o 30 años antes de que aparezca la enfermedad, e implementar un plan preventivo"

Salud en cifras

80%
de las personas que padecen EPOC no han sido diagnosticadas
'Fuente: 'Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)''

PUBLICIDAD