Leucemia
La leucemia se produce cuando ciertas células se vuelven cancerosas y se infiltran en la médula ósea. Existen factores de riesgo, como un sistema inmune debilitado, que predisponen a desarrollar esta enfermedad.

Causas de la leucemia

Aunque la causa de las leucemias no se conoce exactamente, se sabe que hay diversos factores que pueden provocar la aparición de esta enfermedad.

  • Genéticos.
  • Inmunodeficiencias.
  • Factores ambientales.

En cuanto a la relación de los factores genéticos con el desarrollo de leucemia, se sabe que la enfermedad es más frecuente en gemelos que en el resto de la población, y padecer trastornos genéticos como el Síndrome de Down y el síndrome de Fanconi supone un factor de riesgo asociado a la aparición de leucemia.

Las personas con el sistema inmunitario debilitado por la administración de quimioterapia o fármacos inmunosupresores (que se suministran a pacientes que han sufrido un trasplante de órganos), también son más susceptibles de desarrollar leucemia.

Uno de los factores más estudiados son los factores ambientales, sobre todo la exposición a radiaciones ionizantes, sustancias químicas como el benceno y ciertos fármacos, y los virus.

La relación entre las radiaciones ionizantes y la leucemia se descubrió a partir de accidentes nucleares (explosiones o incidentes en centrales nucleares).

Diversos productos químicos también están relacionados con la aparición de la enfermedad, sobre todo algunos pesticidas, y otras sustancias como los gases mostaza utilizados en la I Guerra Mundial.

También ciertos virus están asociados con el desarrollo de las leucemias, en especial el virus de Epstein-Barr, relacionado con el linfoma de Burkitt africano o los linfomas en pacientes inmunodeprimidos.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 29/03/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Francisco Arnalich

Experto en hipertensión

"La mortalidad cardiovascular se multiplica por más de cinco en el paciente hipertenso"

 

4.000 niños en España sufren distrofia muscular de Duchenne

Esta enfermedad rara afecta a la capacidad muscular de las articulaciones, a la función respiratoria y al corazón. El tratamiento con corticoides retrasa la degeneración muscular y aumenta la esperanza de vida.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)'

 

PUBLICIDAD