Litiasis biliar
Escrito por Natalia Dudzinska Camarero, bióloga
La litiasis biliar es una acumulación de cálculos en el interior de la vesícula biliar que afecta sobre todo a mujeres obesas, multíparas, o que han tomado la píldora anticonceptiva, aunque también se asocia a dietas ricas en grasas y azúcares y pobres en fibra vegetal.

Litiasis biliar

¿Qué es litiasis biliar?

La litiasis biliar -también llamada colelitiasis o cálculos biliares- es la acumulación de cálculos de sales biliares en el interior de la vesícula biliar o de sus conductos, provocando una obstrucción de los mismos. Conociendo la función de este pequeño órgano, es fácil comprender que cualquier circunstancia que retrase u obstruya la salida de la bilis hacia el duodeno podrá causar una enfermedad. Conozcamos pues un poco mejor qué es la vesícula biliar y qué función tiene:

La vesícula biliar es un órgano pequeño y hueco que se sitúa por debajo del hígado. Forma parte del aparato digestivo y se encarga de almacenar y concentrar la bilis. Tiene forma de pera; de su parte superior sale el conducto cístico (tubo que sale de la vesícula llevando la bilis en dirección al intestino), que se une más adelante con un conducto hepático (procedente del hígado), desembocando ambos en el denominado conducto colédoco. Desde ahí, el contenido de la vesícula biliar se vierte en el duodeno (parte anterior del intestino delgado), al que pasa mediante la ampolla de Vater. La expulsión de la bilis es inducida por la ingesta de alimentos, especialmente si los mismos son ricos en grasas.

El papel de la bilis es el de facilitar la digestión de las grasas. Para ello las disuelve de un modo similar a como lo hacen los detergentes. Una vez la grasa ha sido reducida a partículas más pequeñas, su absorción será mucho más fácil. Además, este líquido favorece los movimientos intestinales, permitiendo un flujo adecuado del alimento por los conductos del aparato digestivo y, por lo tanto. una digestión correcta.

Tipos de cálculos biliares

Comúnmente se diferencian dos clases de cálculos biliares, resultado del fallo en distintos procesos metabólicos:

Cálculos de colesterol

Aparecen a causa de fallos en el metabolismo del colesterol y de las sales biliares. Están compuestos en su mayor parte por cristales de colesterol, y suponen el 75% de los casos de litiasis en los países occidentales. El colesterol es uno de los componentes de la bilis; en ella se encuentra en forma de micelas (pequeñas estructuras circulares) junto con las sales biliares y la lecitina (fosfolípido que facilita la disolución de los ácidos biliares en la bilis). Si se produce un aumento de colesterol, o una disminución de los niveles de sales biliares o de lecitina, el colesterol precipitará en la bilis en forma de cristales. Los cálculos colesterolínicos suelen aparecer en un número reducido (normalmente uno, tres como mucho), presentan un tamaño de 1 a 2 cm, tienen forma redondeada y color amarillento. La vesícula no suele presentar una inflamación significativa.

Cálculos pigmentarios

Estos se forman como consecuencia de un fallo en el metabolismo de la bilirrubina. Conforman el 25% restante de los casos de litiasis biliar. La bilirrubina es un pigmento biliar, producto de la destrucción de los glóbulos rojos. Si en el organismo se produce un exceso de bilirrubina, podrá tener lugar la formación de piedras de bilirrubinato cálcico (forma química en que se encuentra la bilirrubina en la vesícula biliar). Entre los cálculos de tipo pigmentario podemos diferenciar:

  • Litiasis pigmentaria negra: litiasis que tiende a aparecer en pacientes cirróticos y en pacientes con infecciones bacterianas de los conductos biliares (acción de bacterias que actúan sobre la bilirrubina).
  • Litiasis pigmentaria marrón: se relaciona con enfermedades hemolíticas, patologías provocadas por una destrucción excesiva de glóbulos rojos. Los cálculos pigmentarios tienen menor tamaño que los colesterolínicos, alrededor de 5 mm, suelen aparecer varios, y estos tampoco suelen causar inflamación en la vesícula.

Cálculos de carbonato cálcico

Puede encontrarse un tercer tipo de cálculos, los cálculos de carbonato cálcico. Estos aparecen en raras ocasiones, tienen un aspecto blanquecino y, al igual que en los dos casos anteriores, no suelen causar inflamación en la vesícula.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 14/04/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Julián García Feijoo

Experto en glaucoma

“La alteración de la visión periférica típica del glaucoma generalmente pasa desapercibida, por ello es muy importante acudir al oftalmólogo a partir de los 50 años cada dos años, y cada año a partir de los 60”

 

25%de los tumores orofaríngeos en España se debe al VPH

El contacto, casi siempre por vía sexual, con el virus del papiloma humano (VPH) es la causa de la cuarta parte de los tumores de cabeza y cuello en España, y de la mitad de los casos que se dan en Estados Unidos.

Fuente: 'Grupo IMO (Instituto Madrileño de Oncología'

 

PUBLICIDAD