¿Qué es la pancreatitis?

La pancreatitis se define como la inflamación del páncreas debido a la obstrucción de las vías biliares a causa de cálculos e inflamaciones, aunque también puede ser producida por sustancias tóxicas, bacterias o daños metabólicos. 

El páncreas es un órgano situado en el abdomen, detrás del estómago, que se encarga de producir hormonas como la insulina y el glucagón, importantes para el metabolismo de los carbohidratos, y enzimas como la tripsina y la quimotripsina, que participan en el proceso digestivo.

La pancreatitis es una enfermedad que origina un buen número de ingresos hospitalarios, presentando una incidencia en torno a unos 40 casos por cada 100.000 habitantes y año. En cuanto a sus diferencias por género, es más frecuente en hombres aquella que va ligada al consumo de alcohol, mientras que las mujeres presentan más casos de los asociados a piedras en la vesícula. En las últimas décadas han aumentado los casos probablemente ligados a la presencia de colelitiasis en relación con la obesidad.

La pancreatitis, de acuerdo a su evolución clínica, puede ser aguda o crónica.

Pancreatitis aguda

En la pancreatitis aguda ocurre una autodigestión del páncreas por sus propias enzimas, cuya secreción se altera y se produce hacia el interior del órgano, en lugar de hacia el duodeno, causando edema, destrucción del tejido pancreático, y paso de enzimas y toxinas a la sangre. Generalmente se manifiesta tras el consumo excesivo y continuado de grasa o alcohol y, una vez que se resuelve, el páncreas recupera su función por completo.

Pancreatitis, a qué se debe y cómo tratar la inflamación del páncreas

La pancreatitis puede ser un proceso muy grave, poniendo en riesgo la vida, cuando se acompaña del fallo de otros órganos a consecuencia de la necrosis de esta víscera.

Pancreatitis crónica

Esta afección cursa de forma lenta y consiste en la alteración morfológica y funcional del páncreas de forma irreversible, siendo este incapaz de producir jugo pancreático. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad pueden incluir un episodio de pancreatitis aguda o caracterizarse por la progresión continuada de los síntomas.

Creado: 1 de marzo de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD