PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Lípidos o grasas
Los lípidos o grasas deben estar presentes en la dieta diaria en una cantidad adecuada. Te explicamos las características y funciones de los distintos tipos de grasas, y por qué las necesita tu organismo.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Qué son los lípidos o grasas

La grasa se encuentra debajo de la piel, sirviendo como reserva de energía, produciendo más del doble de energía que la liberada por proteínas e hidratos de carbono. También actúa como aislamiento contra el frío y forma un tejido de soporte de muchos órganos, protegiéndolos a la vez de golpes, como ocurre con los riñones.

La grasa ayuda a que la alimentación sea más agradable, ya que la presencia de ésta en las comidas es esencial para poder apreciar el aroma y el gusto de los distintos alimentos, ayudando también a la sensación de saciedad que tenemos cuando la comemos. Un gramo de grasa aporta nueve calorías, en comparación con las 4 calorías que brindan por gramo los carbohidratos o las proteínas. Es importante saber que cuando se empieza a hacer ejercicio se obtiene la energía de los carbohidratos, mientras que pasados 20 minutos se empieza a quemar grasas, pues son las que se utilizan entonces.

La grasa es esencial para la salud, por ello siempre debe estar incluida en cualquier dieta en cantidades adecuadas, pues un consumo excesivo puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares como un ataque cardiaco, un ictus o aumentar los niveles de colesterol en sangre, lo que se conoce como arterioesclerosis.

Necesidad de lípidos en la dieta

En general, el término 'grasa' tiene connotaciones negativas para la salud, pues suele asociarse a un problema de obesidad. Sin embargo, los nutricionistas saben que la grasa es un nutriente esencial para el correcto funcionamiento del organismo y es necesario al igual que los glúcidos, proteínas o hidratos de carbono.

Los requerimientos para la ingesta de lípidos dependen de la edad y por supuesto del nivel de actividad diaria de la persona. En general, en los adultos mayores de 19 años su consumo debe aportar aproximadamente un 25-30% de la energía total de la dieta, sin sobrepasar los 300 miligramos diarios de colesterol, las mismas cifras son las necesarias en los adultos mayores.

En el caso de los niños la cosa varía, desde el 50% del consumo diario que tienen los bebés que se alimentan de leche materna, muy rica en grasa, hasta el 40% de las calorías diarias necesarias en los niños y adolescentes. Las embarazadas deben consumir un 30% de grasa diaria para el correcto desarrollo del feto.

Es importante que tengamos en cuenta que estos porcentajes están un 10% por debajo de lo que la población española consume habitualmente.

Actualizado: 29 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD