PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Rescate en montaña
Los deportes de montaña permiten hacer ejercicio en contacto con la naturaleza, pero no están exentos de riesgos. Aprende a prevenir accidentes, y cómo actuar en caso de tener que realizar un rescate en montaña.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Procedimiento de rescate en montaña: conducta P.A.S.

Tanto si la persona que hay que auxiliar en la montaña pertenece a nuestro grupo, como si la ayuda la estamos proporcionando a cualquier otro montañista, los pasos a seguir para realizar un rescate en montaña son los mismos y tienen como objetivo eliminar otros posibles riesgos añadidos, el traslado de las víctimas a un lugar seguro, y proporcionar los primeros auxilios para reducir los riesgos posteriores.

Aplicaremos para ello un método llamado conducta P.A.S., siglas que hacen referencia a las palabras proteger, alertar y socorrer, que se explican a continuación:

  • Proteger: en primer lugar debemos proteger el lugar del accidente y a nosotros mismos para evitar daños futuros. Esto se hace señalizando la zona y utilizando chalecos reflectantes; en definitiva, hacernos visibles. A veces, como en casos de aludes o desprendimientos, serán necesarias maniobras de movilización para alejarse del peligro y alcanzar un lugar más seguro.
  • Alertar: lo siguiente que hay que hacer es alertar a las autoridades pertinentes o los servicios médicos sobre lo ocurrido; siempre que no podamos manejar la situación solos hay que solicitar ayuda y escapar de la zona de riesgo lo antes posible. Para esto se pueden utilizar teléfonos, radio, o incluso pitos y pistolas de bengalas. Los teléfonos vienen preparados para contactar con los servicios de emergencia aún sin tener cobertura. Hay que asegurarse de llevar la batería del dispositivo cargada, y al llamar lo óptimo sería proporcionar los datos más relevantes, sobre todo la localización. Es conveniente llevar un gas que muestre las coordenadas para así retransmitirlas al equipo de rescate.
  • Socorrer: por último hay que socorrer a la víctima. Una vez asegurada nuestra integridad y habiendo solicitado ayuda, es momento de comenzar a tratar al accidentado. Solamente se movilizará al herido si es estrictamente necesario, es decir, si en la zona existen peligros tales como exposición al frío, desprendimientos, etcétera. Dependiendo de la causa de la lesión, si es rotura de un hueso, hipotermia o una herida, se aplicarán unas medidas de primeros auxilios u otras. Si es necesario, comenzaremos maniobras de reanimación cardiopulmonar lo antes posible y sin parar hasta que llegue la ayuda.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Alicia Díaz

Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Alicia Díaz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD