Prick test: pruebas cutáneas de alergia
Escrito por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
Las pruebas cutáneas de alergia o prick test se realizan sobre la piel con objeto de identificar la sustancia que puede desencadenar una reacción alérgica en el paciente. Conoce cómo se llevan a cabo.

Prick test: pruebas cutáneas de alergia

Las pruebas cutáneas de alergia o prick test son unas pruebas que se hacen sobre la piel con objeto de identificar la sustancia que puede desencadenar una reacción alérgica en el paciente. Para ello se introduce en la piel una cantidad ínfima del posible agente causante de la alergia. A esta sustancia que desencadena una alergia la llamamos alérgeno. En caso de que el alérgeno desencadene una reacción en la piel se considera que el individuo tiene alergia a esa sustancia.

En general para realizar el diagnóstico de las enfermedades alérgicas existen dos sistemas. Por una parte están los métodos de laboratorio que miden en la sangre diversas sustancias originadas por el alergeno, como por ejemplo unos anticuerpos llamados IgE que son específicos de las diversas sustancias que originan el problema (ácaros del polvo, leche, pescado, etcétera). Por otra parte están las pruebas in vivo, de las cuales existen tres variantes:

Pruebas cutáneas de hipersensibilidad inmediata, también conocidas como pruebas cutáneas de punción o prick test.

Pruebas alérgicas de hipersensibilidad tardía, también llamadas pruebas del parche, pruebas epicutáneas o patch test.

Pruebas de provocación, que consisten en administrar el alergeno de forma controlada por vía nasal, bronquial, conjuntival, oral o parenteral. La más común es la prueba de provocación bronquial para el diagnóstico del asma causado por algún alergeno respiratorio.

En este capítulo nos centraremos en las pruebas cutáneas de alergia conocidas como prick test o patch test.

Las pruebas cutáneas de punción o prick test se consideran como el método mas apropiado para el diagnóstico de la alergia a inhalantes por su seguridad y fiabilidad. Consiste en la aplicación de los diferentes alergenos en el antebrazo o la espalda. La intensidad de la reacción permite descubrir la causa de la alergia y la magnitud de la misma. Permite estudiar una posible alergia a fármacos (como antibióticos, anestésicos...), a pólenes, a epitelios de gato y de perro, a ácaros, a hongos, a alimentos animales y vegetales, al látex, a insectos (mosquito, cucaracha), a tejidos (algodón), y a otras muchas sustancias.

Las pruebas epicutáneas o las pruebas del parche son unas pruebas que se realizan para identificar principalmente las sustancias que ocasionan las alergias de contacto o las dermatitis alérgicas. Consiste en un pequeño disco que contiene el alergeno y que se pega a la espalda del paciente. Son útiles por ejemplo en los eczemas por maquillajes, o en alergias por joyas o por diversos metales.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 23/05/2014

ESPECIAL

Despeja
tu nariz

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Marina Mata

Experta en deterioro cognitivo

“La administración de suplementos de determinados ácidos grasos (DHA) puede tener efectos beneficiosos en personas con deterioro cognitivo asociado a la edad”

 

75% de los españoles con hepatitis C no está diagnosticado

Los síntomas de la enfermedad pueden tardar 30 años en aparecer, y cuando se detecta suele encontrase en fases graves, por lo que la mayoría de estos pacientes desarrollará cirrosis.

Fuente: 'Hospital Virgen de la Salud de Toledo'