Cáncer de hígado
Escrito por Dr. Juan José Tafalla García, oncólogo
Revisado por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
El cáncer de hígado es un tumor de elevada prevalencia y de mal pronóstico. Es el quinto más frecuente y la cuarta causa de muerte por cáncer. La cirrosis hepática subyace en la mayoría de los casos.

Factores de riesgo del cáncer de hígado

La causa desencadenante más frecuente de cáncer de hígado es la cirrosis hepática, enfermedad que subyace en la mayoría de los afectados con este tumor, sobre todo en los casos relacionados con hepatitis víricas y alcohólicas, aunque no todas las cirrosis acaban en cáncer de hígado ni todos los hepatocarcinomas asientan sobre cirrosis. Estos son los otros factores de riesgo del cáncer de hígado (CH):

Virus hepatitis C (VHC)

De los 170 millones de personas infectadas con el virus de la hepatitis C (VHC), sólo el 20% desarrollarán cirrosis hepática, estos son los de mayor riesgo de desarrollar cáncer de hígado (entre el 1% y el 4% al año). En nuestro medio, de todos los diagnósticos de hepatocarcinoma, el 65% presentan anticuerpos anti VHC. Parece ser que el VHC ejerce acción carcinogénica intrínseca, e independiente del hecho de desarrollar cirrosis, por fenómenos que evitan la muerte celular programada (apoptosis) y por fenómenos proinflamatorios. Sin embargo, la inmensa mayoría de casos de cáncer hepático en personas con infección por el virus de la hepatitis C se producen cuando ya hay cirrosis hepática.

Virus de la hepatitis B (VHB)

Es el principal agente causal de cáncer de hígado a nivel mundial, aunque en los países occidentales ya hemos comentado que la causa más frecuente es el VHC. La Organización Mundial de la Salud lo considera el segundo carcinógeno más potente después del tabaco. El problema es que la población (fundamentalmente en países del Asia oriental) adquiere a edades muy tempranas el VHB, que se cronifica; de esta manera, los afectados están expuestos muchos años al daño que supone la inflamación crónica hepática, de ahí la cirrosis y el cáncer de hígado. Hay un estudio que demuestra que el riesgo de sufrir cáncer de hígado es 100 veces mayor en los portadores de antígeno contra el virus de la hepatitis B que en los no portadores.


La carcinogénesis se debe a la inflamación crónica mediada por la respuesta inmune, que es insuficiente para eliminar al virus, pero es suficiente para perpetuar la muerte de hepatocitos y el recambio celular acelerado con el consiguiente mayor riesgo de que haya alteraciones genéticas. También, el VHB es carcinógeno directo, ya que se integra en el genoma del hepatocito (no como el VHC) y es capaz de inducir cáncer de hígado sin producir cirrosis previa. El riesgo varía en función de múltiples factores como la carga viral o el tipo de cepa (genotipo viral). El riesgo disminuye si se produce una seroconversión, es decir, si un paciente logra controlar la enfermedad y aparecen anticuerpos frente al antígeno de la hepatitis B. o si se ha producido seroconversión.



No cabe duda de que las campañas de vacunación universal de VHB en recién nacidos disminuirá la prevalencia e incidencia de VHB, de cirrosis hepática y de cáncer de hígado.

Aflatoxina

Toxinas producidas por hongos del género Aspergillus que abundan en alimentos vegetales almacenados inadecuadamente en ambientes húmedos. Es carcinogénica, ya que produce mutación del gen supresor de tumor p53. Es muy frecuente en el África subsahariana y Asia.

Alcohol

No es un carcinógeno directo, pero hay una relación directa entre el consumo de alcohol y el riesgo de desarrollar cáncer hepático que casi se duplica entre los bebedores de 100 gr/día. (Para hacernos una idea, si ingerimos 100 cc de una bebida con 42º, la cantidad de alcohol absoluto ingerida habrá sido de 33,6 gramos de alcohol absoluto de acuerdo con la siguiente fórmula:100 x 42/100 x 0,8 = 33,6 gramos). El riesgo aumenta por la cirrosis, se considera que el riesgo es siete veces mayor en alcohólicos cirróticos.

Otras causas

Tabaco, resistencia a insulina, esquistosomiasis (una enfermedad parasitaria frecuente en África y en algunos puntos de América Latina y Oriente Medio) sobrecarga férrica (como en la hemocromatosis), factores dietéticos, fármacos y productos químicos, etcétera.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 11/06/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Ana Echarri

Experta en enfermedad inflamatoria intestinal

“El desarrollo de fármacos biológicos ha disminuido los ingresos hospitalarios y las necesidades de cirugía, incrementando la calidad de vida de los pacientes con EII”

 

40% de las mujeres a partir de los 70 años sufre osteoporosis

15 de cada 1.000 mujeres en España sufrirá una fractura ósea en su vida a causa de la osteoporosis. Los expertos buscan prevenir la enfermedad y sus consecuencias.

Fuente: 'Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO)'

 

PUBLICIDAD