PUBLICIDAD

Salud al día
Enfermedad de Chagas
La enfermedad de Chagas, que afecta a 10 millones de personas, la mayoría de América Latina, es una enfermedad potencialmente mortal y muy grave, pero curable si se trata con los antiparasitarios adecuados.
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia

Cómo se transmite la enfermedad de Chagas

No todas las chinches del género triatoma están infestadas de tripanosoma. Pero si la persona resulta mordida por una chinche infestada, contraerá a buen seguro la enfermedad de Chagas.

Tripanosoma es un parásito que llega a la chinche sana después de que ésta pique a animales (salvajes o domésticos) o a humanos infectados de tripanosoma. Cuando esto ocurre, el parásito se multiplica en el intestino de la chinche. Por esto, cuando una chinche infestada muerde a una persona sana, no se llevará al parásito en la sangre. Pero al defecar cerca de la herida, dejará tripanosomas con las heces, que entrarán en contacto con la herida por el rascado involuntario, penetrando en la sangre de la persona.

Cuando el parásito alcanza la sangre humana, lo primero que hace es infectar las fibras musculares estriadas de distintas localizaciones, o los fagocitos (células inmunitarias cuya principal función es eliminar restos de bacterias, complementos antígeno-anticuerpo, y otras sustancias de desecho). Comienzan a multiplicarse dentro de las células musculares o el fagocito, pasando por distintas etapas de evolución, hasta que dicha célula no puede albergar más parásitos y se rompe.

Los parásitos se diseminan por la sangre, aunque pueden infectar otras células, ya que sólo dentro de ellas pueden multiplicarse.

Cuando una chinche pica a la persona infectada, se lleva sangre con parásitos libres y el ciclo comienza de nuevo al picar a otra persona diferente.

Otras formas de transmisión de la enfermedad

Otras formas de transmisión también pueden darse, si bien en el ser humano la forma más frecuente es a través de la mordedura de la chinche (transmisión vectorial; la chinche es el vector que transporta el parásito).

Estas vías alternativas son:

  • Trasfusión sanguínea y trasplante de órganos: poco frecuente, dado los controles que se realizan.
  • Contagio a través de la placenta: de madres infectadas a fetos.
  • Ingesta de carne poco cocinada: procedente de animales infectados con el parásito.
  • Contagio accidental: en el laboratorio.
  • A través de la leche materna: poco frecuente, pero documentada.

Actualizado: 21 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD