PUBLICIDAD

Salud al día
Ladillas
Las ladillas son unos insectos similares a los piojos que infectan el vello del pubis y otras zonas del cuerpo. Se transmiten sólo por contacto íntimo, y para eliminarlas deben tratarse el infectado y sus parejas sexuales.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Tratamiento y prevención de la infección por ladillas

El tratamiento consistirá en eliminar las ladillas de la piel y en aliviar el picor de la persona infectada. No sólo se debe tratar a la persona afectada, sino que sus parejas sexuales en los últimos 1-2 meses deben recibir tratamiento aunque no tengan síntomas. Cuando se comienza el tratamiento la posibilidad de contagiar a otras personas es baja y la amplia mayoría responden a una dosis. En algunos casos el tratamiento debe repetirse una semana más tarde para eliminar completamente a todas las ladillas y sus liendres.

  • Permetrina: es un tipo de pesticida que se utiliza frecuentemente en la agricultura. En la segunda mitad del siglo XX se empezó a utilizar en Panamá en enfermos de sarna, y después se vio su utilidad eliminando piojos y ladillas. Se utiliza en forma de champú, aplicándolo en todo el cuerpo desde el cuello para abajo. Se debe masajear bien el pelo y mantenerlo sin aclarar durante unos minutos. Sus efectos secundarios más frecuentes son la irritación de la piel y el aumento del picor al inicio del tratamiento.
  • Liendrera: se conoce así a un peine especial que tiene unas púas muy finas y juntas. Permite peinar el vello eliminando las liendres adheridas al tallo piloso. Su uso es tan esencial como la permetrina, porque si no se utiliza es frecuente la reinfección una semana después, ya que nacen nuevas ninfas.
  • Antihistamínicos orales: el picor tarda varias semanas en desaparecer tras haber eliminado el parásito por completo, por eso es necesario que el médico recete un tratamiento específico para aliviarlo y evitar así que el afectado se rasque y pueda lastimarse la piel. Los antihistamínicos debe tomarse a diario antes de acostarse. Sin embargo, es importante saber que los más potentes provocan sueño, por lo que hay que tener cuidado con la conducción o actividades que exijan concentración.
  • Loción de malation: es una alternativa a la permetrina tópica. Elimina también al parásito, pero su uso está menos extendido.
  • Lavado y aislamiento de la ropa: aunque no es la primera vía de transmisión, es prudente lavar la ropa utilizada en las últimas dos semanas con agua caliente y mantenerla aislada en bolsas herméticas otras dos semanas. Así los parásitos que viviesen en ella morirán al lavarlos o al no poder alimentarse.
  • Rasurado: la depilación o rasurado se recomienda en los casos que no se pueda usar liendrera o la infección sea muy extensa. Debe eliminarse todo el vello de cuello para abajo, e incluso el vello facial si se comprueba que la infección también ha llegado a ese nivel.
  • Tratamiento de parejas sexuales: todos los puntos anteriores deben realizarlos las personas que hayan mantenido relaciones sexuales con la persona infectada en el último mes. Si no es así, podrían infectar a otras personas o provocar una reinfección en la persona tratada.

Prevención de la infección por ladillas

Para prevenir el contagio de ladillas es muy importante:

  • Evitar el contacto con personas infectadas con ladillas.
  • Tener la precaución de no compartir ropa, sábanas y toallas en campamentos, residencias, etcétera.
  • Prevenir las infecciones secundarias de la piel por el rascado. Para eso se recomienda lavarse las manos a menudo, tener las uñas limpias y cortadas, y cambiarse de ropa interior varias veces al día.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD