PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Lipotimia
Diversas causas pueden hacer que el riego sanguíneo que lleva oxígeno al cerebro no sea suficiente para mantenerlo consciente y alerta, produciéndose un desmayo. Toma nota de cómo actuar en estos casos.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Signos, síntomas y complicaciones de una lipotimia

Alguien a punto de sufrir una lipotimia suele notar debilidad repentina y visión borrosa.

Signos, síntomas y complicaciones de una lipotimia

Alguien que está a punto de sufrir un síncope mostrará una serie de síntomas característicos, que nos harán identificar que va a sufrir una lipotimia:

  • Debilidad repentina.
  • Palidez.
  • Sudoración fría.
  • Visión borrosa.
  • Inconsciencia o semiinconsciencia: se notará a la persona obnubilada, con poca reacción a estímulos.
  • Caída repentina al suelo.
  • Respiración superficial.
  • Pulso débil.

Complicaciones de la lipotimia

Un desmayo en sí no tiene complicación alguna, el problema reside en el entorno en que se produzca. Es decir, la persona al desmayarse y caer corre el riesgo de darse un golpe contra el suelo u otros objetos o muebles. Por ejemplo, no es lo mismo que alguien se desmaye estando sentado y con personas alrededor, a que lo haga mientras esté subido en una escalera y se encuentre solo o cuando vaya conduciendo.

Es importante, si le ocurre con frecuencia, que la gente que le rodea lo sepa y pueda acudir en un momento de crisis.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Alicia Díaz

Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Alicia Díaz

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Jesús Sanz, experto en espondilitis anquilosante

El reumatólogo Jesús Sanz nos habla de la espondilitis anquilosante, un problema que se origina en la columna.

Dr. Jesús Sanz

Dr. Jesús Sanz, reumatólogo del Hospital Puerta de Hierro, experto en espondilitis anquilosante
“En la práctica clínica somos capaces de tener en remisión a casi el 50% de los pacientes con espondilitis anquilosante; no están curados, pero están perfectamente controlados, y pueden desarrollar una actividad normal en su vida diaria”

Salud en cifras

400
niños mueren cada día a causa del sarampión
Fuente: 'Organización Mundial de la Salud’

PUBLICIDAD