PUBLICIDAD

Salud al día
Osteomielitis
La osteomielitis es una infección en los huesos originada por bacterias, que puede ser aguda o crónica. Te explicamos por qué se produce, cómo se diagnostica, y cuál es el tratamiento indicado en cada caso.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Diagnóstico de la osteomielitis

Una doctora tranquiliza a un niño al que le van a realizar una resonancia

La resonancia magnética y la tomografía computarizada tienen una gran sensibilidad para detectar la osteomielitis y delimitar la extensión del área de hueso afectada.

Es muy importante el diagnóstico oportuno de la osteomielitis aguda, porque con el tratamiento antibiótico correcto se puede evitar la necrosis del hueso y la cronificación de la infección. Es frecuente el aumento de los leucocitos en la analítica, pero no ocurre siempre. La velocidad de sedimentación globular y la concentración de proteína C reactiva en sangre están elevadas en la mayoría de los casos, tanto en la forma aguda como en la crónica.

No obstante, estos datos no son específicos de la osteomielitis, aunque sus valores iniciales son útiles para monitorizar la eficacia del tratamiento. Los cultivos de sangre pueden ser positivos hasta en la mitad de los casos de osteomielitis aguda hematógena, pero en la crónica casi siempre son negativos.

El diagnóstico definitivo se basa en la sospecha clínica que guiará a la realización de pruebas de imagen que permitan el diagnóstico de la osteomielitis. Puede aparecer una lesión ósea incluso en una radiografía simple, aunque de forma más tardía que en una gammagrafía. Actualmente, en la mayoría de los casos se recurre a la realización de tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM), o ambas. Este tipo de pruebas tienen una gran sensibilidad para detectar la infeccón y delimitar la extensión del área de hueso afectada.

Es importante obtener una muestra para su procesamiento microbiológico, realizando un cultivo del material infeccioso obtenido a través de una punción-aspiración con aguja fina (PAAF), o una biopsia abierta si es necesario. Es posible realizar recogidas de muestras también en los casos de osteomielitis vertebral con control radiológico con TC durante la punción.

Actualizado: 18 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD