PUBLICIDAD

Nuevos wearables para cuidar tu salud

Te descubrimos los últimos wearables, dispositivos tecnológicos ponibles, para mimar tu salud. Desde las pulseras de actividad a camisetas que miden la frecuencia cardiaca, o las famosas Google Glass.
Nuevos wearables para cuidar tu salud

Cada vez son más los dispositivos que miden desde la temperatura corporal a lo largo del día hasta la calidad del sueño.

La tecnología de los wearables –dispositivos tecnológicos con capacidad de monitorización que se pueden vestir, integrándose en ropa y accesorios–, es cada vez más amplia y útil, y sus creadores están prestando una especial atención al ámbito de la salud.

Actualmente los wearables más utilizados son los que miden el ejercicio físico, como las conocidas pulseras de actividad, o relojes inteligentes, actualmente en expansión por grandes marcas de telefonía. Pero según la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES), los aparatos portátiles para monitorizar las constantes y la comunicación vía Internet de los objetos también formarán parte del entorno de la salud y de nuestra vida diaria para pacientes y hospitales en pocos años.

Cada vez aparecen más wearables que ayudan al ámbito de la salud pero se debe tener cuidado con el control extremo, ya que puede provocar una obsesión llamada cibercondría

En el encuentro que tuvo lugar el día dos de diciembre en el Hospital Ramón y Cajal con el tema Wearables y el Internet de las cosas, organizado por la Asociación de Investigadores en eSalud y con la colaboración del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (IRYCIS), se presentaron varios de estos dispositivos innovadores para la salud. Entre los que destacan una camiseta inteligente que permite registrar las constantes de pacientes que padecen arritmias cardíacas, y las conocidas Google Glass, con múltiples usos para las consultas de salud.

Una camiseta inteligente

camiseta wearable.jpg

La camiseta desarrollada por Nuubo, utiliza la tecnología basada en textiles biomédicos con sensores para monitorizar el corazón de los que lo llevan, haciendo posible realizar un electrocardiograma de forma no invasiva y sin necesidad de cables, por lo que aquel que lleve la prenda puede disfrutar de la comodidad de cuidar su salud en cualquier lugar. Los datos, recogidos por un pequeño aparato que se adhiere a la camiseta, se visualizan en la plataforma nECG Dynamic PPlatform, desde donde se facilita el control ambulatorio.

Se han realizado diversas pruebas satisfactorias en el Hospital Ramón y Cajal frente a pacientes que midieron su frecuencia cardíaca con el método Holter convencional. Esta plataforma permitiría en un futuro tener controlado el corazón las 24 horas del día, e incluso se habló de la posibilidad de que el médico pudiese monitorizarlo a tiempo real y avisar al paciente si aumentasen las pulsaciones o existiese algún riesgo para su salud.

Usos de las Google Glass en salud

Los wearables buscan integrarse en la vida cotidiana sin que se note que están ahí, por ello se suele apostar por accesorios de uso convencional, como pulsera o gafas, que se mimeticen con nuestro modo de vestir y las últimas tendencias. Por ejemplo en el mercado se pueden encontrar unas gafas graduadas que avisan mediante sonido de la toma de medicación o también las ya famosas Google Glass, las gafas con cámara integrada que abren un gran abanico de posibilidades a los especialistas médicos. Sus aplicaciones más evidentes en el mundo de la salud pasan por permitir desde retransmitir una operación en directo y recibir segundas opiniones médicas, hasta asistir a personas en situación de emergencia (terremotos, zonas de guerra…), conectándolas a la cámara de un dron. Otra idea, que plantea Alfonso Colomé, miembro de Droiders, desarrolladores de las aplicaciones de las gafas de Google, es que el médico vaya a hacer la visita en planta con las smartglass, visualizando el historial clínico de los pacientes en ellas.

Si bien las tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la salud (eSalud) son sin duda un sector que está en crecimiento, también es cierto que por ahora son muchos los wearables y gadgets que se usan durante un periodo corto de tiempo por la novedad que suponen y luego se abandonan en el cajón.

Algunos expertos también destacan un problema derivado del uso de estos dispositivos, la cibercondría, por lo que se debe ser consciente de que son complementos que ayudan a vigilar la salud, pero un control extremo de los datos que nos aportan puede ser perjudicial y provocar una obsesión en el usuario.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''

PUBLICIDAD