PUBLICIDAD

Entrevistas de Embarazo
Ana Mª Cruz Crespo

Ana Mª Cruz Crespo

Fisioterapeuta experta en dolencias del embarazo del HM Universitario Nuevo Belén
“Es importante acudir al fisioterapeuta si se presentan problemas de incontinencia urinaria durante el embarazo para aliviar las molestias que genera, y también para fortalecer esta musculatura, ya que tiene un papel fundamental durante la fase expulsiva del parto”

Ana Mª Cruz Crespo dirige la consulta de Fisioterapia para la mujer embarazada del HM Universitario Nuevo Belén.

Durante el embarazo el organismo de la mujer experimenta numerosos cambios que preparan su cuerpo para acoger y alimentar al feto, y para hacer frente al trabajo de parto. Los músculos y las articulaciones se ven sometidos a un gran esfuerzo por el incremento de peso y volumen, y la embarazada puede sufrir molestias que, en ocasiones, requieren una intervención profesional que le alivie el dolor y le facilite el descanso. Ana Mª Cruz Crespo, fisioterapeuta experta en dolencias de la gestación que dirige la consulta de Fisioterapia para la mujer embarazada del HM Universitario Nuevo Belén, de Madrid, nos explica cómo pueden ayudar las técnicas de fisioterapia a mejorar el bienestar de las mujeres embarazadas y, especialmente, a mantener la musculatura del suelo pélvico en unas condiciones óptimas para prevenir la incontinencia urinaria, favorecer el proceso de parto, y mejorar la recuperación posparto.

¿Cuáles son las principales afecciones o molestias que sufren las mujeres durante el embarazo que se pueden tratar y aliviar con fisioterapia?

Muchas de las mujeres que acuden a la consulta lo hacen por dolor en la zona lumbar baja, con o sin dolor irradiado a la pierna; también es muy frecuente que acudan con dolor en la ingle que les impide girarse en la cama, caminar, o apoyarse sólo sobre una pierna; o que sufran pinchazos en la zona del sacro que a veces se extienden a la pierna.

En el campo de los problemas de suelo pélvico a veces presentan dificultad para retener la orina, con escapes al toser, y también dolor durante el coito (dispareunia).

El siguiente problema que suelen referirme es la retención de líquidos e hinchazón en las piernas.

¿Y qué problemas puede prevenir la asistencia de una fisioterapeuta a lo largo del embarazo?

En el ámbito de la prevención yo destaco el trabajo del masaje perineal para mejorar la elasticidad de los tejidos blandos de cara a la fase de expulsivo. Este trabajo es muy importante en las mujeres durante su primer embarazo, en las mujeres que han tenido partos previos y presentan cicatriz de episiotomía, así como en las mujeres con historia de dolor durante el coito.

También es importante acudir al fisioterapeuta si se presentan problemas de incontinencia urinaria durante el embarazo para aliviar las molestias que genera este problema, y también fortalecer esta musculatura, ya que tiene un papel fundamental a la hora de guiar al feto hacia el exterior durante el expulsivo.

Otro motivo para prevenir molestias en el embarazo sería la sintomatología asociada a la diástasis de pubis o la inestabilidad de articulaciones sacro-iliacas, ambas situaciones pueden mejorar mucho con el tratamiento manual de un fisioterapeuta y el uso de un cinturón pélvico, evitando importantes limitaciones en las actividades diarias como caminar, girarse en la cama de noche…, y problemas en el postparto.

¿A partir de qué semana de embarazo es conveniente comenzar a asistir a la consulta de fisioterapia, y cuál es la frecuencia adecuada?

El embarazo es un proceso fisiológico y, por lo tanto, yo no aconsejo acudir al fisioterapeuta de manera protocolizada, sino cuando existan dolores o molestias que lo estén dificultando, y en las situaciones en las que se precisa nuestra intervención profesional.

El caso del masaje perineal es una excepción, y yo recomiendo realizar por lo menos una valoración alrededor de la semana 32-33 de embarazo, para decidir si es necesario llevarlo a cabo.

El embarazo es un proceso fisiológico y, por lo tanto, yo no aconsejo acudir al fisioterapeuta de manera protocolizada, sino cuando existan dolores o molestias que lo estén dificultando

¿Qué tipo de masajes son los más adecuados durante la gestación?

El drenaje linfático para aliviar los problemas de la circulación de retorno, el masaje perineal y el masaje descontracturante como parte de la terapia manual para tratar el dolor de espalda.

¿Hay ejercicios o tratamientos que la mujer pueda realizar en casa, sola o ayudada por su pareja?

Sí, el masaje perineal lo realizamos en la consulta, pero también instruimos a la pareja para realizarlo en casa. También existen ejercicios sencillos de movilización, corrección postural, estiramientos, y fortalecimiento muscular, que pautamos para realizar en el domicilio como complemento a nuestro tratamiento en la consulta, pero es necesario una valoración individualizada previa.

Parto sin dolor y recuperación posparto

A muchas mujeres les gustaría dar a luz sin epidural, pero temen el dolor del parto, ¿existen técnicas o tratamientos de fisioterapia que ayuden a reducir el dolor o mejoren la tolerancia al mismo?

El masaje perineal es una técnica que puede ayudar a estar preparada para la sensación de estiramiento intenso que sufre el periné durante el expulsivo. Al realizarlo se debe combinar con técnicas de respiración y de concienciación corporal, y así alcanzamos su máxima eficacia.

Por otro lado, el conocimiento que tenemos en fisioterapia acerca de la anatomía de la pelvis y sobre la neurofisiología del dolor, son herramientas muy buenas de cara a explicar de manera comprensiva a la mujer, y también a su pareja, lo que sucede durante el parto, y los movimientos y posturas que pueden ayudar al descenso del bebé y a aliviar el dolor de las contracciones. Según mi experiencia, fomentar el conocimiento de la anatomía y el funcionamiento del cuerpo, así como la confianza de la mujer en su propio cuerpo y en sus posibilidades para vivir el parto como una experiencia gozosa, es una herramienta fundamental para que finalmente sea un momento vivido positivamente y, desde luego, disminuya o retrase el uso de la epidural.

El masaje perineal ayuda a estar preparada para la sensación de estiramiento intenso que sufre el periné durante el expulsivo, y si al realizarlo se combina con técnicas de respiración y de concienciación corporal, se consigue mayor eficacia

Según la neurofisiología actual el cerebro actúa proporcionando una respuesta anticipatoria, es decir, que influyen mucho las experiencias anteriores, la psicología individual, lo que tenemos en nuestra cabeza de manera inconsciente sobre el dolor en el parto… Por esto, explicado de una forma muy sencilla, lo que podamos transmitir a las mujeres puede ayudarlas a modular su propio dolor.

El abultamiento del abdomen y el aumento de peso hacen que las embarazadas adopten posturas inadecuadas, ¿qué terapias o tratamientos están indicados para corregir estas posturas y las molestias que originan?

Lo primero es realizar una evaluación individual que nos va a conducir a un tratamiento manual de movilización articular analítica de aquellas articulaciones que presentan restricción o rigidez en su movilidad, tratamiento de las partes implicadas, reeducación de la musculatura debilitada, y estiramiento de la que se encuentra acortada. Cada fisioterapeuta usa sus propias técnicas para ello pero, en general, estos principios son los que guían nuestros tratamientos, además de aconsejar una actividad física apropiada a cada situación personal.

El embarazo, incluso en las mejores condiciones, se considera un riesgo para el suelo pélvico. ¿La fisioterapia durante el embarazo puede evitar que se deteriore este grupo de músculos y prevenir de esta forma la incontinencia urinaria?

El embarazo es un factor que empeora el suelo pélvico, pero el factor más importante es el parto, especialmente la duración del expulsivo. Si actuamos con el masaje perineal para hacer que el expulsivo ocurra de manera más sencilla, estaremos efectivamente colaborando con los profesionales que atienden el parto y mejorando el estado de esta musculatura en el posparto.

Además, es muy importante el papel de detección precoz que cumple la fisioterapia durante el embarazo porque, evidentemente, conseguiremos mejores resultados con nuestros tratamientos.

Las mujeres desean recuperar cuanto antes la forma física que tenían antes de quedarse embarazadas, ¿la fisioterapia para embarazadas facilita también la recuperación postparto?

Sí, yo pienso que puede ayudar bastante a llegar en mejores condiciones al momento del parto y que, evidentemente, esto influye en que la recuperación posparto sea más sencilla. De todas formas, existen ejercicios específicos que los fisioterapeutas recomendamos a nuestras pacientes para la fase del postparto. Normalmente trabajamos en equipo con las matronas y los ginecólogos para valorar a las mujeres y decidir el momento y la forma de iniciar el trabajo de recuperación posparto.

Existen ejercicios específicos que los fisioterapeutas recomendamos a nuestras pacientes para la fase del postparto

Actualmente tenemos en marcha un programa específico de atención a mujeres corredoras con incontinencia urinaria en el que combinamos la terapia manual, con ejercicios de concienciación corporal, trabajo de suelo pélvico, y medidas de contención y evaluación durante la carrera. Este es un buen ejemplo del trabajo que se puede hacer en el posparto para ayudarlas a recuperar sus actividades cotidianas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD