PUBLICIDAD

Cómo proteger el suelo pélvico en el embarazo
El suelo pélvico es un conjunto de músculos y tejidos que sujetan órganos tan vitales como la vejiga, la vagina y el recto. El embarazo y el parto vaginal pueden dañarlo, por lo que debes tomar precauciones.

Revisado por:

Dra. Gema García Gálvez

Ginecóloga experta de Centrada en Ti de TENA Lady

Qué es el suelo pélvico

Actualizado: 10 de octubre de 2019

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y tejidos de sostén que cierran la cavidad pélvica (según estudios con forma de 'doble cúpula') y sujetan hacia ambos lados de la pelvis ósea, órganos tan importantes como la vejiga, la vagina-útero y el recto. Cuando son dañados o se debilitan, se descuelgan estos órganos alterando los mecanismos de continencia (pérdidas de orina, gases o heces), produciendo dolor, trastornando la sexualidad…, en definitiva, influyendo de forma importante en la calidad de vida.

El embarazo y el parto por vía vaginal son, junto a la edad, los principales factores de riesgo que influyen en el deterioro de la musculatura del suelo pélvico, un trastorno que puede tener consecuencias tan serias y molestas como la incontinencia urinaria o fecal, problemas de columna, o dolor al mantener relaciones sexuales.

Un parto vaginal duplica el riesgo de sufrir alteraciones en el suelo pélvico si se compara con un parto mediante cesárea. Por eso, si vas a tener un bebé, debes saber cuáles son las medidas que puedes tomar durante la gestación para llegar al momento del parto lo más preparada posible, y disminuir así el riesgo de lesiones en esa zona tan delicada.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD