Profesionales que atenderán tu parto

Ha llegado la fecha prevista, han empezado las contracciones, has roto aguas… es el momento de acudir al hospital a dar a luz. Conoce a los profesionales que atenderán tu parto y el cometido de cada uno de ellos.

El papel de los profesionales que atenderán tu parto

Obstetra vigilando a una mujer de parto
Aunque el obstetra es el responsable de supervisar todo el proceso de parto, no tiene por qué estar siempre presente.

Actualizado: 31 de agosto de 2021

Obstetra, matrona, anestesista, auxiliares de enfermería, pediatra… El parto requiere la presencia de varios profesionales, aunque no todos los alumbramientos son iguales ni necesitan la misma cantidad de personal. Si te encuentras en la etapa final de tu embarazo, seguro que te interesará conocer quiénes son los profesionales que te atenderán cuando vayas a dar a luz, y cuál será su papel en el nacimiento de tu bebé. Aunque hay que tener en cuenta que pueden variar en función del país y, en España, de la Comunidad Autónoma en la que esté ubicado el hospital, ya que cada uno cuenta con sus propios protocolos de actuación, y también dependerán de si el centro al que acudas es público o privado.

El obstetra: su papel durante el parto

Es el médico responsable de supervisar todo el proceso, pero no tiene por qué estar siempre presente. Tras ingresar en urgencias de obstetricia, será el encargado de completar la historia clínica de tu embarazo –que deberás llevar contigo–, te realizará una exploración física general y otra genital, en la que te inspeccionará la vulva, la vagina y el perineo para valorar si estás efectivamente de parto, así como la longitud, consistencia y dilatación del cuello uterino; la presentación fetal; si has roto aguas mediante una amnioscopia, y las características de tu pelvis. También te hará una ecografía abdominal, para conocer a qué altura está el útero y la frecuencia cardíaca fetal.

Obstetra atendiendo un parto

A partir de ahí, la presencia de obstetra sólo será requerida para:

  • Valorar la aparición de alteraciones en el registro cardiográfico fetal.
  • Si el parto no progresa, indicar la administración de oxitocina u otro procedimiento.
  • Extraer el feto mediante fórceps, ventosa o espátulas.
  • Realizar una cesárea.

En el caso de los hospitales universitarios, es posible que esté presente de principio a fin un ginecólogo residente. Lo mismo ocurre en los hospitales privados: normalmente atiende el parto el mismo ginecólogo que ha seguido también el embarazo.

La matrona: cómo ayudará en tu parto

Según la Organización Mundial de la Salud, la matrona es la profesional indicada para atender un parto normal. Te recibirá una vez que te hayan admitido en el centro médico, te hará firmar los preceptivos formularios, y te instalará en la sala de dilatación, donde  vigilará tu progresión mediante los tactos vaginales que considere necesarios, y el bienestar fetal y la dinámica uterina con los correspondientes registros cardiotocográficos externos e internos. Además, valorará si tienes que romper aguas, y te pondrá una vía que servirá para administrarte antibióticos u oxitocina si los necesitas.

La matrona cumple además otra primordial función: es la encargada de dar ánimos, consejos, apoyo, y despejar todas tus dudas si las tuvieras. Además, si se lo pides, te indicará cómo relajarte y respirar para sentirte mejor.

Matrona atendiendo al bebé después del nacimiento

La tarea de la matrona en la sala de partos

Una vez completada la dilatación (10 cm), y si todo va bien, te trasladarán a la sala de partos (aunque en algunos casos se hace todo en el mismo lugar), donde la misma matrona te dirá cuándo y cómo empujar, y te practicará una episiotomía si así lo considera oportuno. Después, extraerá a tu bebé, que te colocará encima, y pinzará y cortará el cordón umbilical. A continuación, revisará el canal de parto y cerrará con puntos el posible corte o desgarro.

Su trabajo todavía no ha concluido: acabado el expulsivo, llega la fase del alumbramiento, en la que se produce el desprendimiento y expulsión de la placenta, que revisará cuidadosamente para cerciorarse de que está entera, así como las membranas.

Ya en la sala de recuperación, donde permanecerás un par de horas tras el parto, la matrona te explicará cómo poner al pecho a tu bebé y revisará tu evolución.

Enfermera después del parto

El anestesista, el neonatólogo y otros profesionales del parto

Además del obstetra y la matrona existen otros profesionales con un papel importante a la hora de atender un parto, como son el anestesista, el neonatólogo, las enfermeras de neonatos, auxiliares de enfermería y celadores.

El anestesista

Si la solicitas el día que vayas a dar a luz, el anestesista será el profesional encargado de administrarte la analgesia epidural cuando hayas dilatado tres centímetros, mediante la introducción entre dos vértebras del espacio epidural de un catéter por el que se van inyectando pequeñas dosis o una perfusión continúa de anestésico local. Una vez colocada, revisará su correcta administración y efectividad si la matrona así lo solicita.

Si se trata de una cesárea, el anestesista también estará presente en el quirófano. Vendrá a ver cómo te encuentras en la sala de recuperación.

El neonatólogo y la enfermera de neonatos

Se precisa la presencia del neonatólogo en el paritorio en caso de que sea necesaria una atención inmediata al recién nacido, como cuando se practica una cesárea, si se trata de un parto prematuro, etcétera.

Si no es así, una enfermera de neonatos se hará cargo de tu pequeño, lo pesará y medirá, evaluará mediante el Test de Apgar su estado general de salud, descartará malformaciones mayores, lo secará, y aspirará las secreciones de nariz y boca, le pondrá un colirio-antibiótico en los ojos, tomará una muestra del cordón para determinar su grupo sanguíneo y otros exámenes, y lo identificará. Tras ponerle un gorrito, un pañal y una camiseta o body, te lo entregará.

Auxiliares de enfermería

Ayudan en lo que se les requiera, tanto a la matrona como al ginecólogo. Las auxiliares de enfermería se encargan de tu ropa y te suministran un camisón, traen el termómetro, colocan el material en el paritorio…

Profesionales en el parto

Celadores

Son los encargados de tu trasporte, de Urgencias al Servicio de obstetricia, de la sala de dilatación al paritorio, y de la sala de recuperación a la habitación donde estarás ingresada hasta que te den el alta.

El padre de la criatura

De todas las personas que verás revoleteando a tu alrededor el día del parto, un mínimo de cinco o seis batas distintas, habrá una, ésta sí escogida por ti, cuyo papel también será esencial: el futuro padre. Su presencia te aportará tranquilidad, apoyo y ayuda a la hora de solicitar la presencia de un profesional si fuera necesario y no estuviera en la sala en ese momento. Además, durante la fase de dilatación, aplicará junto a ti las técnicas de respiración que hayáis aprendido en las clases de preparación al parto. Los más implicados pueden también dar un poco de alivio a la madre masajeándole la parte baja de la espalda o el abdomen.

Ya en la sala de partos, sus ánimos serán bienvenidos para ayudarte a empujar y a llevar correctamente la respiración. Y, por supuesto, podréis compartir juntos la emoción del momento mágico de ver nacer a vuestro bebé y poder cogerlo en brazos.

Creado: 14 de septiembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD