PUBLICIDAD

Salud al día
Cáncer de pulmón
La prevención es la mejor arma contra esta enfermedad, ya que más del 80% de los casos de cáncer de pulmón, que está aumentando su incidencia entre las mujeres, se deben a la exposición al humo del tabaco.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Diagnóstico del cáncer de pulmón

Un diagnóstico temprano del cáncer de pulmón puede evitar que el tumor se haya extendido demasiado y resulte incurable. Para ello se necesita una alta sospecha clínica y la ayuda de pruebas complementarias.

  • Clínica: se debe estar alerta ante la aparición de tos que no cesa u otros cambios bruscos en las vías respiratorias; esta alerta es de especial importancia en fumadores o ex-fumadores. El médico debe informarse sobre el número de paquetes diarios-año que consume el paciente para así conocer cuál es el nivel de su riesgo.
  • Radiografía de tórax: es capaz de detectar pequeñas manchas y lesiones hasta dos años antes de que aparezcan síntomas. La detección de un nódulo pulmonar o un ensanchamiento del mediastino (parte central del tórax donde hay ganglios linfáticos) puede hacer sospechar malignidad en un fumador.
  • TAC: la tomografía axial computerizada realiza imágenes del tórax en cortes, y ayuda a ver el tamaño del tumor y si afecta a órganos vecinos.
  • PET-TAC: combina la realización de TAC con la tomografía por emisión de positrones. Se administra un fármaco (análogo de la glucosa) marcado con isótopo radiactivo y se espera su difusión. Esa radiactividad y la actividad metabólica que produzca en las células de las lesiones malignas será captada por una cámara de Medicina Nuclear y permitirá obtener imágenes diagnósticas superiores a un TAC normal. Proporciona información de lesiones que no se aclare bien su naturaleza con el TAC, y si existe extensión en otros órganos.
  • Broncoscopia: se realiza una vez localizado el tumor y si este se encuentra cercano a un bronquio. Consiste en introducir una cámara con unas pinzas que toman muestras del tumor, para realizar un análisis al microscopio y poder diferenciar qué tipo es; de esta forma, se puede decidir cuál es el mejor tratamiento. Actualmente se dispone de la ecobroncoscopia (EBUS) introduciendo una cámara de ultrasonidos a través del broncoscopio que permite acceder a ganglios sospechosos y tomar biopsia de ellos con una aguja por el mismo procedimiento.
  • Citología de esputo: es un método menos invasivo que el anterior. Consiste en realizar un análisis al microscopio del esputo del paciente para buscar células malignas. Se realiza cuando hay sospecha previa de cáncer de pulmón.
  • Toracocentesis: punción del tórax para extraer líquido del derrame pleural, si lo hay, y buscar al microscopio células malignas.
  • Biopsia a cielo abierto: cuando el tumor no resulta accesible por broncoscopia y se encuentra en la periferia del pulmón, se puede realizar una biopsia haciendo una pequeña apertura al tórax desde el exterior.
  • Biopsia guiada por TAC. Consiste en biopsiar con una aguja las lesiones más periféricas o cercanas a la pared del tórax, visualizándolas simultáneamente con un TAC en tiempo real.
  • Mediastinoscopia, videotoracoscopia. Utilizadas en algunos casos complicados de diagnosticar, necesitando de quirófano para llevarlas a cabo. Consisten en realizar una endoscopia con un tubo fino con cámara que se introduce por distintos espacios torácicos (mediastino) que se crean entre pulmones, arterias, venas y ganglios.

Estadiaje del cáncer de pulmón

El estadiaje del cáncer de pulmón consiste en determinar cuál es la extensión del cáncer en el cuerpo humano, para así saber cuál es el tratamiento más adecuado y si el pronóstico es favorable o no. Para ello son esenciales pruebas de imagen como el TAC, que es capaz de mostrar las estructuras afectas. Si el TAC no es suficiente puede emplearse el mediastinoscopio, esto es, un aparato que puede introducirse en la cavidad que hay entre los dos pulmones (mediastino) y mostrar las estructuras afectadas.

El estadiaje se clasifica según tres puntos a conocer que se representan por tres letras; a cada letra se le asignará un número según el nivel de afectación tumoral:

  • T: extensión local del tumor y posibles estructuras vecinas afectadas.
  • N: número y localización de ganglios torácicos afectados.
  • M: existencia o no de metástasis.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Cáncer
 

Especial

Cáncer

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD