Vaginitis
Escrito por María Dolores Tuñón, licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
El 90% de las mujeres padece algún tipo de vaginitis a lo largo de su vida. Determinar el origen del problema para orientar el tratamiento más adecuado es fundamental. Conoce sus causas y síntomas.

Diagnóstico de vaginitis

Para diagnosticar si existe o no vaginitis, en primer lugar el médico debe proceder a la exploración física de la paciente, observando la distribución del vello, la presencia de lesiones de rascado, y las características de la leucorrea.

Cuando se trata de niñas pequeñas se debe comprobar también si hay cuerpos extraños en el interior de la vagina. Es necesario introducir un espéculo en la vagina de la paciente para ver qué aspecto tiene la mucosa cervical.

Citología de Papanicolau

Esta prueba recoge células de varias partes del cuello del útero de la paciente para estudiarlas al microscopio. Más que una técnica diagnóstica, la citología cervical es una técnica de diagnóstico precoz para detectar una infección causada por el Virus del papiloma humano (VPH). Determinación del pH vaginal: lo normal es que sea de 4,5. La elevación o descenso de esta cifra puede orientar al médico hacia alguna de las causas antes mencionadas.

Prueba de aminas

El exudado vaginal se mezcla con una disolución de hidróxido de potasio (KOH). Esta prueba es positiva cuando dicha mezcla hace que se produzca mal olor. En el caso de una infección por candidiasis esta prueba es negativa.

Determinación de “clue cells” o células clave

Se toma una muestra del líquido vaginal y se observa en el microscopio. La presencia de este tipo específico de células es altamente sugestivo de que se trate de una infección bacteriana.

Cultivo de la secreción vaginal

Se realiza en distintos medios para descubrir qué microorganismo es el causante de la infección. En la práctica clínica, esta prueba no suele realizarse de manera rutinaria porque puede haber falsos positivos y, en muchas ocasiones, se puede determinar la causa gracias a las manifestaciones clínicas y las pruebas anteriores.

Ecografía

Si se sospecha la presencia de cuerpos extraños y no logran verse con la simple inspección física puede realizarse una ecografía para ver mejor el interior de la vagina.

 
Actualizado: 14/07/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Francisco Arnalich

Experto en hipertensión

"La mortalidad cardiovascular se multiplica por más de cinco en el paciente hipertenso"

 

50% de la población adulta puede sufrir hemorroides

Entre el 30 y el 50% de la población adulta de los países occidentales puede sufrir este trastorno, que es la patología proctológica más frecuente, y del 5 al 10% de los afectados necesitará algún tratamiento.

Fuente: 'Hospital Victoria Eugenia de Sevilla'

 

PUBLICIDAD