PUBLICIDAD

Salud al día
Colon irritable
Se desconoce la causa de esta afección, aunque los síntomas del colon irritable pueden deberse a factores como las comidas copiosas, ciertos alimentos (lácteos, cereales, cítricos, café…) o medicamentos, o situaciones de estrés.
Escrito por Diana Forero Morantes, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Qué es el colon irritable

Se denomina colon irritable o síndrome del intestino irritable (SII) al trastorno gastrointestinal caracterizado por presentar un conjunto de molestias abdominales recurrentes y alteraciones del hábito deposicional, que se originan aparentemente en la última porción del tubo digestivo, y para los que no se puede demostrar una causa orgánica.

Generalmente se le llama colon irritable, colon espástico, colitis mucosa o colitis espástica.

Se conocen varios tipos de Intestino Irritable desde la clasificación de Roma III, en función de las características de las heces; así, existe el Síndrome del Intestino Irritable con estreñimiento, el SII con diarrea, el SII con hábito mixto, el SII inclasificable y el Síndrome del Intestino Irritable con hábito alternante a lo largo de un período de tiempo. En este sentido, no son subgrupos excluyentes, sino que evolutivamente pueden pasar de un tipo a otro.

El colon irritable constituye casi el 30% de los diagnósticos en consultas ambulatorias de gastroenterología en las sociedades occidentales. La prevalencia global de este trastorno se estima entre un 10-15% de la población occidental, que es la más estudiada. Se presenta con mayor frecuencia en mujeres (2,4% sobre 1,5% en hombres, aproximadamente), y puede diagnosticarse en grupos de todas las edades, especialmente en adultos, aunque su incidencia baja notablemente por encima de los 65 años.

Aunque no es una enfermedad grave, sufrir de intestino irritable sí supone un descenso importante en la calidad de vida de los que lo padecen, fundamentalmente porque limita mucho sus comidas y las actividades sociales que giran entorno a este hábito diario. Hay que aclarar que, con el conocimiento actual no hay evidencia de que sea una enfermedad que modifique la esperanza de vida del paciente que la sufre ni que aumente el riesgo de padecer cáncer.

Conviene reseñar que, aunque sus causas no están claramente definidas, su aparición sí se asocia con alteraciones emocionales, como episodios de ansiedad o estrés. En este contexto es destacable que aproximadamente un tercio de los pacientes con SII padecen fibromialgia, el 50% de los pacientes con fatiga crónica padecen SII y coexisten también con otros trastornos funcionales como la discinesia biliar o la dispepsia no ulcerosa. Es decir, están interconectados en mayor o menor medida con otras enfermedades con dolor crónico.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''