Conjuntivitis
Escrito por Natalia Dudzinska Camarero, bióloga
¿Tienes los ojos rojos, notas como arenilla bajo el párpado, secrección, algo de picor...? Es posible que padezcas conjuntivitis, la afección ocular más frecuente, tanto en adultos como en niños. Aprende a tratarla y prevenirla.

Prevención de la conjuntivitis

Para prevenir la aparición de conjuntivitis es necesario llevar a cabo algunas medidas preventivas:
 

  • Medidas higiénicas: lávate las manos a menudo y evita frotarte los ojos.
  • No utilices toallas, almohadas, sábanas u otro tipo de objetos que hayan podido estar en contacto con la cara de una persona infectada. Trata de lavar estos objetos con frecuencia, sobre todo si convives con otras personas, y procura no compartirlos.
  • En caso de que la afección se dé en un solo ojo, usa dos toallas distintas, una para cada ojo.
  • Presta atención al correcto mantenimiento de las lentes de contacto, con una buena higiene y sustituyéndolas cuando sea preciso.
  • Si utilizas cosméticos y sufres conjuntivitis con frecuencia, puede que esté relacionada con algún producto que te dé alergia. Prueba a no maquillarte los ojos, o cambia a otra marca que sea hipoalergénica.
  • Si eres alérgico al polen, evita los ambientes con altas concentraciones de esta sustancia, como el campo y los parques y jardines, y ponte gafas de sol para salir a la calle.
  • El cloro de las piscinas también puede ocasionar conjuntivitis a las personas más sensibles a esta sustancia. Si es tu caso, utiliza gafas acuáticas para protegerte los ojos.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 07/01/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Natalia Jiménez

Experta en rosácea

“40 millones de personas tienen rosácea, pero a pesar de su elevada prevalencia es una patología infradiagnosticada y que en ocasiones no recibe un tratamiento correcto”

 

x10 se multiplica el riesgo de desprendimiento de retina en los grandes miopes

Las personas con más de cinco dioptrías de miopía tienen un elevado riesgo de sufrir desprendimiento de retina, un problema grave que, si no se trata en seguida, puede causar la pérdida de la visión.

Fuente: 'Instituto Europeo de la Retina Baviera'

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD