PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Lentillas, cuidados y consejos
¿Harto de verte con gafas? ¿Te molesta llevarlas en el trabajo o al hacer deporte? Las lentillas pueden ser tu solución. Conoce la variedad que hay en el mercado, cómo usarlas y cómo cuidarlas para proteger tu salud visual.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Consejos para llevar lentes de contacto

Consejos para llevar lentes de contacto

Te ofrecemos algunos consejos que te serán útiles si te has decidido a usar lentillas o lentes de contacto:

1

Pide una cita con tu óptico cuando decidas empezar a usar lentillas. Te hará una revisión y comprobará tu graduación, te aconsejará cuáles son las mejores para ti, y te enseñará a ponerlas y a quitarlas, así como a mantenerlas y limpiarlas correctamente. Igualmente, acude una vez al año a las revisiones con tu oculista por si tu problema de visión ha variado y necesitas cambiar la graduación.

2

La limpieza de las lentillas reutilizables es crucial para asegurar una buena salud visual, ya que un mal cuidado de las lentes puede provocar infecciones bacterianas como conjuntivitis y otros problemas visuales. Una buena limpieza y aclarado de las lentillas consigue acabar con el 90% de las bacterias.

3

Para limpiar las lentillas hay que lavarse las manos con jabón neutro y secarlas con un paño, papel o toalla que no suelte pelusas. Después hay que colocar la lentilla en la palma de la mano y echar unas gotas de producto especial en ella mientras que se frota con muchísimo cuidado con el dedo meñique. Después, aclara la lentilla con otro líquido especial para ello y colócala en un estuche especial para lentillas que debe estar perfectamente limpio. Llena cada uno de los compartimentos de las lentillas con la solución para limpieza, cierra bien, y déjalas en remojo hasta su próximo uso.

4

Las lentillas no deben quedarse sin líquido dentro del estuche, por lo que si espacias el tiempo de uso, revisa que no se haya consumido. Además, lee atentamente las instrucciones de uso de los líquidos de limpieza, donde podrás ver cuánto tiempo puedes dejar las lentillas en remojo.

5

Igual de importante que la limpieza diaria es la limpieza semanal. En este caso hay que limpiar las lentillas con una solución enzimática que ayude a eliminar los depósitos de proteínas que no se eliminan con la limpieza más básica de todos los días.

6

Los estuches que guardan las lentillas también deben ser limpiados concienzudamente para eliminar bacterias. Cada vez que te pongas las lentillas, límpialos con un líquido desinfectante especial y déjalo secar al aire libre, pero con cuidado de que no entre polvo en los compartimentos.

7

No hay problema para maquillarse si se usan lentillas. Hay que ponérselas antes de pintarse, y quitárselas antes de desmaquillarse.

8

Si se tienen problemas oculares, irritaciones o infecciones, no se deben usar las lentillas, y hay que acudir al médico para que valore y diagnostique el problema. Igualmente, si notas un picor o molestia constante en el ojo, retira inmediatamente la lentilla y echa en el ojo unas gotas de lágrimas artificiales o colirio; si persisten las molestias, acude a un profesional para que revise tu ojo.

9

El uso de las lentillas debe ajustarse escrupulosamente a la vida útil que señala el fabricante de las mismas. Si tratamos de alargar el periodo de uso por ahorrarnos algo de dinero, podemos estar poniendo en peligro nuestra salud visual.

Actualizado: 17 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD