Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Lípidos o grasas
Los lípidos o grasas deben estar presentes en la dieta diaria en una cantidad adecuada. Te explicamos las características y funciones de los distintos tipos de grasas, y por qué las necesita tu organismo.
  1. Qué son los lípidos
  2. Tipos de lípidos
  3. Función de los lípidos
Qué son los lípidos
A pesar der sus connotaciones negativas, las grasas son necesarias para nuestro organismo

Lípidos o grasas

La grasa se encuentra debajo de la piel, sirviendo como reserva de energía, produciendo más del doble de energía que la liberada por proteínas e hidratos de carbono. También actúa como aislamiento contra el frío y forma un tejido de soporte de muchos órganos, protegiéndolos a la vez de golpes, como ocurre con los riñones.

La grasa ayuda a que la alimentación sea más agradable, ya que la presencia de ésta en las comidas es esencial para poder apreciar el aroma y el gusto de los distintos alimentos, ayudando también a la sensación de saciedad que tenemos cuando la comemos.

Es esencial para la salud, por ello siempre debe estar incluida en cualquier dieta en cantidades adecuadas.

Necesidad de lípidos en la dieta

En general, el término 'grasa' tiene connotaciones negativas para la salud. Sin embargo, los nutricionistas saben que la grasa es un nutriente esencial y necesario al igual que los glúcidos, proteínas o hidratos de carbono.

Aunque actualmente no se ha acordado unos requerimientos para la ingesta de lípidos, su consumo debe aportar aprioximadamente un 30-35% de la energía total de la dieta.

Es importante que tengamos en cuenta que este porcentaje está un 10% por debajo de lo que la población española consume habitualmente.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 03/03/2015

PUBLICIDAD

Entrevista

Mª Jesús Domínguez y Miriam Hernández

Expertas en alimentación infantil

“Los lactantes que han tomado lactancia materna tienen menos riesgo de padecer celiaquía”

 

PUBLICIDAD

40% reduce el riesgo de diabetes seguir la dieta mediterránea

Una dieta rica en pescado, frutas, verduras, frutos secos y aceite de oliva virgen y la práctica regular de ejercicio físico reducen significativamente el riesgo de sufrir diabetes asociada con la obesidad.

Fuente: 'Estudio PREDIMED'

 

PUBLICIDAD