PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Nuevo programa de ejercicio para mejorar la fibromialgia

Un nuevo programa de ejercicio físico –que combina el entrenamiento en agua y en seco-, ha conseguido reducir hasta un 20% el dolor percibido por mujeres con fibromialgia, mejorando su estado general de salud.
Nuevo programa de ejercicio para mejorar la fibromialgia

La fibromialgia se caracteriza por un alto grado de dolor.

07 de Marzo de 2014

Un nuevo programa de ejercicio físico –que combina el entrenamiento en agua y en seco–, desarrollado por investigadores de la Universidad de Granada y la Universidad de Jaén, en el marco del proyecto Al-Andalus. Actividad Física en mujeres con fibromialgia: efectos sobre el grado de dolor, salud y calidad de vida, ha conseguido reducir hasta un 20% el nivel de dolor percibido por mujeres con fibromialgia, mejorando también su estado general de salud.

Para llevar a cabo el estudio, que se ha publicado en Clinical and Experimental Rheumatology, se reclutó a 72 mujeres de la Asociación de Fibromialgia de Jaén, a las que realizaron una evaluación física y dividieron en dos grupos, con el objetivo de que uno de ellos realizara el programa de actividades físicas desarrollado por los expertos durante cuatro meses, mientras que a las mujeres del otro grupo únicamente se les proporcionaron consejos sobre los beneficios del ejercicio físico para la salud.

Las mujeres que completaron las sesiones de entrenamiento experimentaron una significativa mejoría en factores asociados a la fibromialgia como el dolor, la capacidad física, o la calidad de vida

Las mujeres que participaron en el programa de entrenamiento realizaron tres sesiones semanales de 60 minutos cada una, dos en agua (en piscinas de agua caliente a una temperatura aproximada de 32ºC), y una en seco. Al finalizar el estudio, se evaluó de nuevo a ambos grupos de pacientes, comprobando que las mujeres que completaron las sesiones de entrenamiento habían experimentado una significativa mejoría en factores asociados a la enfermedad como el dolor, la capacidad física o la calidad de vida.

Pedro Latorre, uno de los autores del estudio, ha explicado que el ejercicio en piscinas de agua caliente favorece especialmente a los pacientes de fibromialgia porque la temperatura del agua ayuda a subir la temperatura corporal del paciente y a elevar también el umbral de dolor, lo que les permite realizar más movimientos y hace que mejore su bienestar general.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''