PUBLICIDAD

Embarazo
Depresión posparto masculina
Tras el nacimiento de un hijo los hombres también pueden sentirse decaídos y afectados emocionalmente, e incluso mostrar mayor agresividad. Conoce cómo afrontar la depresión posparto masculina.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Causas de la depresión posparto paterna

A diferencia de en las mamás, en los padres con depresión posparto ésta hace su aparición de una forma más tardía. Y es que las causas varían un poco respecto al sexo femenino. En el caso de las mujeres, aunque evidentemente no son los únicos, los factores hormonales juegan un papel muy importante en la depresión posparto. Los niveles de hormonas como la progesterona o los estrógenos, que regulan el comportamiento emocional, se ven reducidos de forma considerable tras dar a luz; además, las hormonas que generan estrés aumentan. Esto, sin duda, influye en que la mamá pueda desarrollar este trastorno durante las primeras semanas tras la llegada del bebé. Sin embargo, los hombres se ven más afectados por factores sociales y psicológicos, y precisamente por ello el problema se va gestando más lentamente.

Los recién estrenados papás se sienten presionados y, en muchas ocasiones, poco útiles; van acumulando un estado de estrés y frustración (al no poder responder como se espera de ellos) que genera irritación, tristeza e ira. La depresión posparto paterna comienza entonces a hacer su aparición: la mayor incidencia se produce entre los tres y los seis meses de vida del bebé, pero el trastorno puede tardar hasta un año en manifestarse.

“En las mujeres, los cambios hormonales, la falta de sueño, los rápidos cambios físicos así como el ajuste emocional que implica la maternidad produce mayor irritabilidad, labilidad emocional, tristeza e intensa sensación de vacío. En los hombres, en cambio, la creciente responsabilidad hacia la madre y el hijo, las demandas afectivas de éstas, las preocupaciones financieras, la falta de descanso, los cambios en la vida íntima, la negación de las emociones negativas o no contar con un apoyo para expresarlas, ya que difícilmente se abren para pedir ayuda, son las causas de la posible depresión posparto masculina”, explica Silvina Mosquera, psicoanalista del centro barcelonés de atención a la familia Matices.

Y añade que “todavía no hay conciencia general de que la depresión posparto en los padres sea una condición real.  Parece que  los hombres no tienen derecho al baby blues”

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD