PUBLICIDAD

Salud al día
Hipertiroidismo
El aumento de los niveles de hormonas tiroideas en la sangre tiene como consecuencia la aceleración de la actividad metabólica del organismo. Conoce los tratamientos existentes para contrarrestar el hipertiroidismo.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Tratamiento del hipertiroidismo

Estos son los recursos utilizados para el tratamiento del hipertiroidismo:

Medicamentos antitiroideos

Algunos de estos fármacos son el propiltiouracilo y el metimazol. No se sabe muy bien cómo actúan exactamente, pero disminuyen los niveles de hormonas tiroideas. En 6 u 8 semanas se suelen alcanzar los niveles normales de T4 y T3, y durante todo el tratamiento se deben realizar análisis de sangre a menudo para controlar que los niveles de hormonas tiroideas no sean menores de lo habitual (hipotiroidismo).

Como cualquier medicamento, los antitiroideos pueden tener efectos secundarios, entre los que destacan picor, exantemas en la piel, fiebre y, el más grave, agranulocitosis. La agranulocitosis es la desaparición de los neutrófilos en la sangre, que son un tipo de células defensivas que nos protegen de las infecciones; cuando esto ocurre es necesario retirar el fármaco inmediatamente y corregir la alteración.

Se debe consultar con el médico si se está recibiendo tratamiento con antitiroideos y se presentan síntomas de insuficiencia tiroidea, como:

  • Depresión.
  • Lentitud física y mental.
  • Aumento de peso.

Propanolol

Es un tipo de betabloqueante, es decir, un fármaco capaz de bloquear los efectos del sistema nervioso autónomo. Se utiliza para aliviar los síntomas propios de la excitación a la que está sometido el sistema nervioso que hemos comentado (nerviosismo, temblor, sudor, etc.).

Yodo radioactivo

Si utilizamos dosis diferentes que las que se usan para la gammagrafía, el yodo radioactivo puede destruir parte de la glándula tiroides, y así paralizar la sobreproducción de hormonas tiroideas. No es un tratamiento que se pueda utilizar en niños o embarazadas, ya que se trata de una sustancia radioactiva perjudicial para los órganos en crecimiento. El principal problema que puede ocasionar es que se destruya más glándula tiroides de lo normal, y la producción de T3 y T4 sea escasa (hipotiroidismo).

Cirugía

En ciertas ocasiones es necesario extirpar la glándula tiroides, ya sea en parte o totalmente. La cirugía está indicada especialmente en los casos de bocio multinodular y de adenoma tóxico, y se procura respetar la mayor cantidad de glándula tiroides sana posible. En ocasiones, queda menos glándula de lo necesario y, como ocurría al emplear yodo radioactivo, la persona se queda en un estado de hipotiroidismo.

Levotiroxina

No es un fármaco para el tratamiento del hipertiroidismo, todo lo contrario, es un medicamento que sustituye a las hormonas tiroideas; por lo tanto, solo se utiliza cuando los tratamientos anteriores provocan un estado de hipotiroidismo que es necesario corregir. Tiene muy pocos efectos secundarios y es fácil de controlar, por eso es preferible corregir el hipertiroidismo con seguridad, incluso provocando un hipotiroidismo que es sencillo de paliar.

Actualizado: 2 de Septiembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD