PUBLICIDAD

Salud al día
Fiebre de Oropouche
La fiebre de Oropouche es una enfermedad vírica leve transmitida por mosquitos, que cursa con síntomas similares a los del zika, el dengue o el chikungunya, y que según la OMS podría extenderse por las Américas.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Diagnóstico de la fiebre de Oropouche

Al ser totalmente inespecíficos, los síntomas de la fiebre de Oropouche no permiten su diagnóstico. Se pensará en esta entidad como una posibilidad de diagnóstico diferencial en aquellas personas que tengan un cuadro clínico compatible, y que residan o provengan de zonas con epidemia o endemia de la fiebre de Oropouche, sobre todo si han sufrido picaduras de mosquitos (aunque estas pueden pasar inadvertidas).

En los casos en los que interesa realizar un diagnóstico concreto de laboratorio de la fiebre de Oropouche, sobre todo por interés epidemiológico, se pueden utilizar técnicas de virología molecular o de aislamiento viral. Sin embargo, el aislamiento del virus se debe realizar con la inoculación de muestras clínicas en cultivos celulares, por lo que es una técnica compleja y costosa que no se suele realizar.

Las técnicas serológicas de detección de anticuerpos contra el virus se pueden realizar en muestras de suero de personas convalecientes. En los casos de enfermedad aguda se pueden utilizar técnicas de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa para la detección de material genético del virus en suero, o incluso en vísceras en caso de estudiar animales posiblemente infectados.

En la práctica clínica habitual no se realizan pruebas de detección específica para el diagnóstico de la fiebre por el virus Oropouche. Realmente, lo más importante es realizar un diagnóstico diferencial correcto para detectar la posible presencia de otras enfermedades que pueden tener un curso más grave como el dengue, la fiebre amarilla o el chikungunya, o implicaciones desde el punto de vista de la salud reproductiva como el zika, o que puedan ser tratables y de curso grave si no se trataran de forma específica, como la malaria.

En los casos en los que haya afectación de tipo meningoencefalítico sí se realizará punción lumbar para la extracción de líquido cefalorraquídeo, con el objetivo de descartar una meningoencefalitis de otra causa que pudiera ser tratable, pero en la inmensa mayoría de los casos de fiebre de Oropouche no es necesaria la realización de pruebas complementarias más allá de las precisas para el diagnóstico diferencial de las enfermedades comentadas.

Actualizado: 31 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD