¿Por qué me pican los mosquitos?

Con el calor del verano llegan los mosquitos y sus molestas picaduras pero, ¿por qué pican mucho más a unas personas que a otras? Te explicamos qué factores te hacen más atractivo para estos insectos y cómo evitarlo.
¿Por qué me pican los mosquitos?

Actualizado: 10 de agosto de 2021

Existen muchos mitos en torno a las picaduras de mosquitos, nuestros indeseados compañeros del verano, y uno de los más extendidos es que pican más a los que tienen la sangre dulce, algo que (spoiler) no es cierto, pues para ser capaces de detectarlo primero tendrían que picarnos. Hay que tener en cuenta, además, que el cerebro de los mosquitos es muy pequeño y tienen métodos mucho más sencillos de lo que creemos para escoger a sus presas.

Lo que sí ocurre es que algunas personas resultan más atractivas para estos insectos que otras, pero hay muchos motivos por los que puedes pertenecer al grupo de los acribillados, o al de los que siempre se libran. Sigue leyendo y descubre por qué pican más a unos que a otros, cómo evitar ser su diana habitual y los mejores remedios para las molestas picaduras.

¿Pican todos los mosquitos?

Lo primero que hay que saber es que durante la picadura el insecto extrae una pequeña cantidad de sangre e inyecta un poco de su saliva para evitar que ésta se coagule. Es precisamente su saliva la que hace que nuestro cuerpo reaccione generando histamina, responsable del enrojecimiento, habón, picor e hinchazón de la zona.

Infografía: ¿Pican todos los mosquitos?

Además, hay una gran cantidad de mosquitos, pero no todos son iguales. De las más de 3.500 especies, solo 200 pican para extraer sangre humana y no son los  machos de este insecto los que lo hacen, sino las hembras. Esto se debe a que son ellas las que necesitan la sangre humana para producir mejores cantidades de huevos, pues contiene proteínas (aminoácidos) y sustancias necesarias para su creación.

Infografía: picaduras de mosquito

Qué factores influyen en que los mosquitos piquen más a algunas personas

Olvidémonos pues de la popular pero inexacta creencia de que pican más a las personas con la sangre dulce, la dermatóloga Ana Molina explica en su Instagram que los factores para convertirse en el menú favorito de los mosquitos se pueden resumir en cuatro siglas fáciles de recordar: C.O.M.O:

  • Calor: las mosquitas adoran las pieles que están calientes, por eso son más frecuentes las picaduras en verano y por la noche, cuando no disponemos de aire acondicionado o ventilador. Estos insectos cuentan con muy mala visión, por lo que la temperatura corporal es su mejor GPS.
  • Olor corporal: nuestro cuerpo desprende más de 400 tipos de compuestos químicos, que generan olores que para nosotros pueden ser inapreciables, pero que para los mosquitos son su guía. Uno de los que más les gusta es el que se segrega en el sudor, por lo que las  personas con sobrepeso o las embarazadas son más proclives a las picaduras.
  • Mojada: la piel mojada es el paraíso de estos insectos, de ahí que piquen especialmente cuando estamos en playas y piscinas, o sudando en una noche infernal de calor.
  • Oxigenación: cuando respiramos inhalamos oxígeno (O) y expulsamos dióxido de carbono (CO2), y este último es muy atractivo para los mosquitos, por lo que cuanto más CO2 generemos más vendrán a por nosotros.
Infografía: Factores que influyen en que los mosquitos piquen más

Además de estos factores, las mosquitas también parecen tener predilección por el grupo sanguíneo, o al menos así lo indican algunos estudios, aunque no hay suficiente evidencia científica que lo avale. Una de estas investigaciones, publicada en el Experimental Parasitology, expuso que las personas con el grupo sanguíneo O tenían una mayor prevalencia de picaduras que las de otros.

Cómo evitar las picaduras de mosquitos

Si eres un imán para los mosquitos y has decidido revelarte contra ellos, debes saber que hay muchas maneras de intentar evitar que te piquen. Algunos de los consejos que da la dermatóloga Ana Molina para que no te piquen son:

  • Llevar ropa holgada y de colores claros: se ha encontrado que las prendas de colores oscuros llaman más la atención de los mosquitos y, además, si se llevan muy pegadas pueden fomentar el calor y, por tanto, el sudor.
  • Lavarse frecuentemente la piel: así se eliminará el posible sudor y las sustancias secretadas que atraen a estos insectos.
  • Usar mosquiteras: es una herramienta muy útil para evitar las picaduras. Puedes ponerla alrededor de tu cama por las noches, o en puertas y ventanas para evitar que entren.
  • Poner aire acondicionado o ventilador: de esta manera estarás con la piel más fresca y no sudarás, algo que hará que los mosquitos tengan menos deseos de picarte.
  • Repelentes de insectos: recomiendan usarlos con DEET –siglas que pertenecen a la palabra N,N-dietil-meta-toluamida– entre el 18% y el 40%, o repelentes con IR3535 o Icaridina. Es importante saber diferenciar entre las pulseras repelentes que emiten olor –como las de citronela–, de las de citriodiol, que son las realmente efectivas, pues tienen biocidas.
Infografía: cómo evitar las picaduras de mosquito

Remedios para las picaduras de mosquitos

Si a pesar de haber seguido los consejos anteriores aun así te han chupado la sangre los mosquitos, no te preocupes, hay algunos remedios que ayudarán a que el molesto picor se calme. Marián García, conocida como Boticaria García, ha hecho una recopilación de los mejores trucos para sobrellevar mejor las picaduras de mosquitos:

  • Hielo: se debe colocar en la zona, pero no de forma directa, pues puede provocar quemaduras. Al provocar una vasoconstricción capilar tiene un efecto antiinflamatorio y anestésico.
  • Cremas calmantes: puedes usar cualquiera que tengas por casa, mejor si tienen ingredientes refrescantes y regeneradores, como aloe vera o pantenol, que ayudan a aliviar y reparar la piel de la picadura. Puedes meterlas en el frigorífico para que estén más fresquitas.
  • Corticoides tópicos: a veces es la única alternativa que resulta efectiva contra el enrojecimiento y la inflamación en picaduras grandes, a pesar de que pueden causar algunos efectos secundarios. Se trata de un fármaco que requiere de prescripción médica, aunque algunas especialidades, como la hidrocortisona de baja potencia, se venden de manera libre.
  • Antihistamínicos tópicos: se trata de una de las opciones más usadas, aunque hay que saber que puede ser fotosensibilizante, es decir, puede provocar una reacción en la piel por interacción con la luz solar. Por ello, en caso de usarse la zona debe ser cubierta con fotoprotección y se debe evitar el sol.
  • Antihistamínicos orales: cuando te pica un mosquito pueden aparecer reacciones anormales, como ronchas extensas o picor excesivo. En estos casos el profesional médico puede prescribir antihistamínicos orales, como la cetirizina o la dexclorfeniramina.
  • Antiinflamatorios orales: en algunas ocasiones los médicos recomiendan usar antiinflamatorios orales para reducir la inflamación, como por ejemplo ibuprofeno. Esto es común cuando el mosquito pica en zonas como los ojos, y cuya inflamación impide una completa visión.
Infografía: remedios para las picaduras de mosquito

Creado: 9 de agosto de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD