PUBLICIDAD

Bebés y niños
Etapa prelectora: jugar, imaginar, aprender con los libros
Enseñar a nuestros hijos a amar los libros es uno de los mejores regalos que podemos hacerles. Además, no hace falta esperar a que sepan leer para ponerse manos a la obra. Te explicamos cómo conseguirlo.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Beneficios de la lectura en bebés y niños pequeños

Un bebé con gafas frente a un libro abierto

Leer al niño desde que es un bebé le ayudará a asociar los libros a una actividad divertida.

La lectura es un excelente hábito que se incuba antes incluso de aprender a leer, en la etapa pre-lectora, que abarca de los cero a los cinco o seis años, y en la que vosotros desempeñáis un papel fundamental. No tiene contraindicaciones, al revés, son todo ventajas: los libros les ayudan en su evolución, les abren a mundos desconocidos, despiertan su curiosidad y su imaginación; les transmiten valores y enriquecen su vocabulario; les permiten adquirir conocimientos y enfrentarse a nuevas situaciones y sentimientos, en ocasiones conflictivos; les acercan al mundo del arte, y favorecen su empatía.

Pero la principal ventaja que tiene leer a los niños, sobre todo cuando se empieza en una etapa tan temprana de su desarrollo, es que les permite asociar los libros a una actividad divertida y, por tanto, necesaria.

Los beneficios se dejan sentir a corto, pero también a medio y largo plazo, ya que según el reciente estudio “Participación familiar y rendimiento académico”, elaborado por la Universidad Complutense de Madrid, del País Vasco, Internacional de La Rioja y la UNED, la lectura habitual con los hijos es el factor que más impacto tiene en su rendimiento escolar.

Por último, y con el escaso tiempo que generalmente podemos dedicar al ocio con los pequeños, reservar un ratito a diario para la lectura –el cuento de todas las noches, por ejemplo– es un ritual maravilloso que intensifica la relación afectiva entre padres e hijos. Es una forma de estar, de permanecer unidos, de encontrar y compartir un espacio especial en el que se mantiene un gran contacto físico, y que puede prolongarse durante toda la infancia.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

32
millones de niños padecen pérdidas de audición que les causan algún tipo de discapacidad
'Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)''