Niños y COVID-19: cómo evitar riesgos en verano

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria recomienda seguir estas pautas para que los niños puedan disfrutar este verano del COVID-19 con seguridad y evitar el riesgo de contagio en piscinas o campamentos.
Niños y COVID-19

Actualizado: 4 de agosto de 2020

El verano y el calor ya están aquí y, como todos los años, las familias con hijos –niños, niñas o adolescentes– están deseando empezar sus vacaciones. Sin embargo, esta temporada la situación generada por la pandemia del coronavirus obliga a adoptar precauciones especiales para evitar la infección. Por ello, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha elaborado una guía de recomendaciones para ayudar a que los menores y sus familias puedan disfrutar con seguridad el verano del COVID-19.

¿Pueden bañarse tranquilos en las piscinas? ¿Y acudir a un campamento con seguridad? ¿Les dejo jugar con otros niños? Para responder a estas dudas paternas habituales estos días, estas son las claves que ofrecen estos expertos para evitar problemas y prevenir el contagio del SARS-CoV-2 en nuestros hijos:

  • Piscinas en verano

    Playas, piscinas y otras zonas de baño

    En estas y otras zonas al aire libre las probabilidades de contagiarse son mucho menores que en espacios cerrados y se deben principalmente a la interacción social, por lo que es necesario mantener la distancia física de 1,5-2 metros, el uso de mascarillas infantiles y otras medidas, así como respetar los aforos y cualquier otra recomendación del Ministerio de Sanidad.

  • Campamentos de verano

    Campamentos de verano y actividades de naturaleza

    Como en el caso anterior, la capacidad infectiva del virus es menor en espacios abiertos, pero es necesario que se guarden las medidas de seguridad en las actividades comunes, y para ello es fundamental que los monitores den ejemplo. La Dra. Concha Sánchez Pina, presidenta de AEPap, afirma que las reuniones y comidas se deberán realizar “manteniendo la distancia social mínima de dos metros y buscando siempre los espacios abiertos para realizar los juegos o talleres”.

  • Viajar con niños

    Viajar con niños

    En los viajes toda la familia (niños y adultos) ha de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y utilizar mascarilla si la edad de los menores lo permite (en todo caso, desde los seis años), siempre que se trate de un transporte colectivo (tren, autobús…). Si se viaja con los convivientes en coche no es necesario, pero sí cuando viaja también alguna persona ajena al núcleo familiar. Y, por supuesto, no hay que viajar en un transporte colectivo si se tienen síntomas de infección por coronavirus.

  • Visita a los abuelos

    Visitas a los abuelos

    El Dr. Pedro Gorrotxategi, vicepresidente de AEPap, apunta que “los abuelos están deseosos de abrazar y besar a sus nietos, pero en los primeros días deberían guardar un cierto distanciamiento, ya que si los niños les contagian, los abuelos pueden tener una infección grave. Pasados unos días, y si ningún miembro de la familia tiene síntomas, ya se pueden considerar convivientes y tener una vida normal con ellos”.

  • Juegos con otros niños

    Juegos con otros niños

    Los niños podrán jugar y relacionarse con sus iguales, siempre que no presenten síntomas compatibles con el COVID-19, y manteniendo siempre las medidas de seguridad, pero están más seguros en entornos donde los contactos sean escasos y estén controlados, por lo que es mejor evitar reuniones con muchas personas, como grandes fiestas, cumpleaños…, y preferiblemente jugar con los primos o amigos más cercanos, y siempre que sea posible al aire libre.

Uso adecuado de la mascarilla en niños

Los expertos de la AEPap también han ofrecido algunos consejos para garantizar un adecuado uso de las mascarillas en los niños y también del gel hidroalcohólico:

Cómo usar correctamente la mascarilla en niños. Aunque son obligatorias desde los seis años, las mascarillas se pueden usar, y son recomendables, desde los tres. En la web Familia y Salud, AEPap ofrece todas las pautas necesarias para ponerlas y usarlas correctamente, como evitar tocarla y lavarse las manos antes de ponerla.

Niña con una mascarilla

En caso de que la mascarilla provoque irritación al pequeño, la Dra. María Jesús Esparza, pediatra del grupo Previnfad (Prevención en la infancia y adolescencia de AEPap), señala que “la mascarilla es como la ropa y, si un niño tiene dermatitis atópica y determinados tejidos le producen irritaciones, lo mismo ocurre con la mascarilla. En estos casos, recomendaría probar otra diferente hasta encontrar la que se tolere mejor”.

“Tanto en niños como en adultos, lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos por lo menos es lo mejor para eliminar gérmenes de las manos, incluido el nuevo coronavirus"

Cómo usar geles hidroalcohólicos en niños

La Dra. Esparza precisa que “es mejor lavarse las manos con agua y jabón si se van a exponer al sol. De hecho, tanto en niños como en adultos, lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos por lo menos es lo mejor para eliminar gérmenes de las manos, incluido el nuevo coronavirus, y cuando las manos estén visiblemente sucias los geles no son suficientes. Sólo si no fuera posible, se recomienda que se use un gel hidroalcohólico con al menos 60% de alcohol”. Asimismo, recuerda que, “en general, hay que mantener estos productos fuera del alcance de los niños y supervisarles cuando los usan, además de evitar llevarlos en envases que puedan ser atractivos para ellos”.

Gel hidroalcohólico

Cuándo y cómo acudir al pediatra en vacaciones

Hay que estar alerta a posibles síntomas del COVID-19, o cualquier otro problema de salud que obliguen a consultar al pediatra. En los centros de salud de todas las CC. AA. se ha habilitado la consulta telefónica, como paso previo, y en caso de que sea necesario acudir al centro, hay agendas diferentes para niños con sospecha de COVID-19 y sin sospecha.

Creado: 7 de julio de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD