Infarto de miocardio
Escrito por María Alba Jiménez, licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Revisado por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
La detección precoz y una asistencia sanitaria lo más rápida posible determinan la evolución del paciente afectado por un infanto de miocardio, que está relacionada con la cantidad de tejido cardiaco que ha resultado lesionado.

Infarto de miocardio

¿Qué es el infarto de miocardio?

El infarto se debe a la lesión del miocardio (músculo del corazón) por falta de aporte sanguíneo. El término 'infarto' se refiere a la existencia de una zona de tejido muerta como consecuencia de la ausencia de oxígeno.

Causas del infarto de miocardio

El infarto suele ocurrir cuando un coágulo de sangre bloquea la circulación de una arteria coronaria. Estas arterias forman parte del sistema circulatorio del corazón y son las encargadas de nutrirlo. Cuando enferman o se lesionan, el trastorno se llama enfermedad coronaria.

Con mucha frecuencia, el coágulo causante del problema se ha formado en una arteria coronaria estrechada por la acumulación de colesterol y otros depósitos grasos, formando las llamadas placas ateroescleróticas. La cubierta de estas placas puede fisurarse y dejar expuesta la parte más interna, lo que hace que el organismo responda formando un coágulo de sangre para taponar la lesión. Si este trombo bloquea la circulación durante más de veinte minutos se producirá el ataque cardiaco.

Para que se produzca el infarto de miocardio, esta obstrucción en la circulación debe ocurrir de manera rápida y repentina. Por el contrario, si la arteria se bloquea de forma paulatina no se producirá un infarto, porque el corazón crea nuevos vasos sanguíneos por donde nutrirse, y el problema se manifestaría como una angina de pecho (donde existe dolor torácico también, pero no se produce una lesión en el corazón por falta de oxígeno).

En otras ocasiones, el infarto puede deberse a un espasmo de una arteria coronaria, es decir, al cierre espontáneo del vaso; y también podría estar originado por la oclusión de una arteria por un émbolo cardiaco (coágulo sanguíneo que proviene del interior del corazón).

Factores de riesgo para sufrir un infarto

Ciertos hechos favorecen el origen de un infarto de miocardio, entre ellos destacan:

  • El tabaquismo.
  • La hipertensión arterial.
  • Los niveles altos de colesterol.
  • La edad superior a los 50 años.
  • La diabetes.
  • El sexo masculino.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 28/11/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Julián García Feijoo

Experto en glaucoma

“La alteración de la visión periférica típica del glaucoma generalmente pasa desapercibida, por ello es muy importante acudir al oftalmólogo a partir de los 50 años cada dos años, y cada año a partir de los 60”

 

5%de los accidentes de tráfico se asocia a la toma de fármacos

Un estudio ha revelado que el 25% de los fármacos autorizados en España puede interferir en la conducción de vehículos, y que un 5% de los accidentes de tráfico se asocia a los efectos de los medicamentos.

Fuente: 'Sociedad Española de Farmacia Comunitaria'

 

PUBLICIDAD