PUBLICIDAD

Mascotas
Bolas de pelo en los gatos
La formación de grandes acúmulos de pelo en el tracto digestivo es un problema muy común en los gatos domésticos. Estos consejos te ayudarán a evitar que las bolas de pelo causen trastornos a tu mascota.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Por qué se forman las bolas de pelo en los gatos

La formación de bolas de pelo en el estómago de los gatos constituye un problema muy común en estos animales, que tiene que ver con su estilo de vida. Los gatos, siguiendo sus pautas de conducta de higiene normal, pasan una buena parte del día acicalándose con su lengua, provista de papilas gustativas que sobresalen en forma de pequeños conos. Gracias a ello, son capaces de arrastrar la suciedad de la piel y el pelo, y a no ser que se ensucie con sustancias muy pegajosas y difíciles de eliminar, a cualquier gato le basta con su acicalamiento diario para mantenerse perfectamente limpio. De hecho, no es necesario bañar a nuestro gato, aunque es posible acostumbrarles a ello desde cachorros e, incluso, que tu felino llegue a disfrutar de un baño relajante con un champú adecuado.

El acicalamiento diario conlleva que una buena cantidad de pelo sea ingerida por el gato y pase a su tracto digestivo para luego ser expulsado mediante el vómito o con las heces. Este hecho entra dentro de la normalidad; el problema viene cuando nuestras mascotas son incapaces de eliminar esas masas o bolas de pelo, que con el tiempo se acumulan en el tracto digestivo, mezclándose con el alimento, la saliva y los jugos gástricos, y llegando a formar en algunas ocasiones verdaderas piedras denominadas tricobezoares.

El pelo de los gatos

De distinta longitud, forma y color, el pelo de los gatos, además de cumplir su función como aislante en condiciones climatológicas adversas y protector frente a agresiones externas como insectos o vegetación, sirve como vía de expresión del comportamiento del animal, erizándose cuando muestra una actitud agresiva o defensiva, por ejemplo. Además, está claro que un pelo sano y cuidado refleja una buena salud general en los felinos.

Los gatos mudan el pelo de forma natural en las épocas del año en las que el clima se suaviza, la primavera y el otoño, aunque esta regla se cumple estrictamente solo en aquellos felinos que viven en el medio exterior, ya que por efecto de los sistemas de calefacción y la luz artificial, los gatos caseros de interior pueden eliminar bastante cantidad de pelo durante todo el año.

Actualizado: 11 de Marzo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Ingrid Ramón

Educadora canina experta en adiestramiento positivo, colaboradora con la Universidad Autónoma de Barcelona y autora del libro 'Entiende y educa a tu perro'.

Ingrid Ramón

Educadora canina y autora de 'Entiende y educa a tu perro'
“En España tenemos la idea de que solo hay que llevar al perro al adiestrador o al etólogo si hay un gran problema”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '