PUBLICIDAD

Ahogamiento de la mascota
Si tu mascota sufre un accidente como el ahogamiento o asfixia, saber cómo actuar en estos casos hasta recibir atención veterinaria, puede salvar su vida. Te indicamos las maniobras de primeros auxilios (Heimlich y RCP) a seguir.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Ahogamiento de la mascota: causas de asfixia y cómo prevenirlas

Actualizado: 11 de noviembre de 2019

El ahogamiento o asfixia en la mascota es una situación en la que se interrumpe el paso de aire a los pulmones del animal por diversas causas. Como consecuencia, el oxígeno no se distribuye a través de la sangre a órganos vitales como el cerebro, el corazón o los riñones. Este hecho se conoce con el nombre de hipoxia. Sin duda es un escenario que a nadie le gusta vivir, por lo que es importante conocer las herramientas o maniobras que podemos hacer para ayudar al animal a solucionarlo.

Para ello, lo primero que debes saber es el motivo o elemento que provoca dicho ahogamiento en tu mascota, ya sea un atragantamiento en un gato, un perro, un pájaro o incluso una tortuga.

Causas de ahogamiento en los animales

Existen diversos motivos que pueden llevar a nuestro animal de compañía a una situación de ahogamiento con el riesgo que ello conlleva para su vida. Conocerlas nos ayudará a evitarlas en la medida de lo posible y a saber cómo actuar si llegan a producirse a pesar de las precauciones adoptadas:

  • Ahogamiento de la mascota: Cuerpo extraño

    Cuerpo extraño

    Juguetes o restos de alimentos, como un hueso o semilla, pasan al tracto respiratorio, obstruyendo parcial o totalmente el paso de aire.

  • Ahogamiento de la mascota: inmersión

    Inmersión

    Si el animal se fatiga nadando y la orilla está lejos o no puede salir de una piscina, el agua puede taponar las vías respiratorias.

  • Ahogamiento de la mascota: intoxicación

    Intoxicación

    La inhalación de humo en un incendio, o de monóxido de carbono en espacios cerrados, puede causar asfixia.

  • Ahogamiento de la mascota: traumatismo

    Traumatismo

    Si sufre una contusión en el tórax, una fractura costal por una caída o una herida en el cuello o en el pecho, el animal podría ahogarse.

  • Ahogamiento de la mascota: golpe de calor

    Golpe de calor

    Es frecuente en épocas de calor y espacios cerrados, como los coches aparcados a pleno sol con el perro u otra mascota dentro.

  • Ahogamiento de la mascota: enfermedades

    Enfermedades

    La enfermedad cardiaca, el asma felino, las masas torácicas, la neumonía o la anemia severa, pueden desencadenar hipoxia, aunque solo si los síntomas son agudos requieren tratamiento veterinario urgente.

Prevención de las situaciones de asfixia en la mascota

Por todo lo cual, para prevenir accidentes de asfixia, debemos prestar mucho cuidado con los juguetes de nuestros animales, verificando que sean de calidad y vigilándoles mientras juegan, especialmente cuando son cachorros. Procuraremos no ofrecerles huesos y les enseñaremos a soltar de la boca cualquier objeto cuando se lo ordenemos.

Para prevenir el ahogamiento de un animal por inmersión, evitaremos lugares lejanos a la orilla, y colocaremos rampas en las piscinas a las que tengan acceso nuestras mascotas para que puedan salir sin dificultad en caso de que les permitamos nadar en ellas, o por si se produjese una inmersión accidental.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD