Migraña
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia
Revisado por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
La migraña es una de las cefaleas (dolores de cabeza) que origina mayor número de visitas a la consulta del médico -el 15% de la población las sufre de forma recurrente-. Conocer los factores que favorecen su aparición ayuda a prevenirla.

Prevención de la migraña

El paciente migrañoso debe tomar a diario el tratamiento preventivo, si el médico así lo ha recetado. Hay ciertos factores que pueden desencadenar la migraña. Es recomendable conocer los que más afectan al paciente y evitarlos.

Es importante controlar los horarios de comidas y de sueño, ya que las alteraciones de los mismos pueden producir ataques de migraña.

El estrés desencadena la migraña, por lo que se aconseja evitarlo, en la medida de lo posible.

En caso de que aparezca el ataque, se debe tomar la medicación lo antes posible. Es preferible tomarla pronto y controlar la intensidad del ataque, antes que esperar a que aparezca el dolor, ya que será más difícil controlarlo.

Es preciso consultar con el médico o el farmacéutico la manera de tomar la medicación, ya que con algunos triptanes puede repetirse la toma dos horas después de la primera si no ha desaparecido el dolor (aunque no deben tomarse más de dos dosis en 24 horas).

Una vez tomada, hay que permanecer en reposo. Si es posible, es conveniente dormir, ya que el sueño disminuye el dolor. En caso de que el paciente no pueda conciliar el sueño, al menos debe tumbarse en una habitación oscura y silenciosa, hasta que la medicación comience a hacer efecto.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 02/09/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Ignacio J. Melero

Experto en inmunoterapia experimental del cancer

“Estamos en una edad de oro en la que la investigación sobre la inmunoterapia del cáncer está dando fruto abundante”

 

33% aumentan los casos de VIH en homosexuales en Europa en diez saños

En el 49% de los nuevos casos de VIH diagnosticados en Europa, la infección se detecta demasiado tarde, cuando el virus ya está dañando al sistema inmunológico.

Fuente: 'Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC)'

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD