PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Los anticonceptivos orales protegen frente algunos cánceres

Las mujeres que toman la píldora anticonceptiva son menos propensas a sufrir algunos tipos de cánceres, como el de ovario, endometrio o de intestino. Un efecto protector que puede durar más de 30 años.
Mujer tomando anticonceptivo oral

12 de Abril de 2017

Actualmente las mujeres cuentan con muchas alternativas para no quedarse embarazadas si no lo desean. Podría decirse que el número de métodos anticonceptivos que existen es igual al de las dudas que hay sobre ellos. Y los anticonceptivos orales son un buen ejemplo. Se estima que desde su introducción, a principios de los años 60, más de 300 millones de mujeres han tomado este tipo de fármaco, pero aún generan algunas preguntas, como las relativas a su relación con el cáncer. ¿Protegen contra él o por el contrario incrementan el riesgo de padecerlo? Varias investigaciones han intentado aclarar esta asociación.

Una de las razones que explicaría la capacidad protectora de los anticonceptivos orales frente al cáncer de ovario se debe a que estos detienen la ovulación, un factor determinante en este tipo de tumor.

Protección durante 30 años para algunos cánceres

En concreto, y según un reciente estudio elaborado por la Universidad de Aberdeen, en Reino Unido, las mujeres que utilizan anticonceptivos orales son menos propensas a sufrir cáncer de ovario, endometrial, de intestino, de colon y recto y de útero frente a aquellas que nunca han usado este método.

Estas conclusiones son fruto del estudio que se ha hecho sobre un total de 46.000 mujeres de una media de edad de 29 años y durante un periodo de 50 años. Se trata de la investigación más grande que se ha realizado sobre los beneficios y los riesgos de la anticoncepción oral. Esta fue originada por el Real Colegio de Médicos Generalistas en 1968. Ahora, es la investigadora Lisa Iversen quien publica los resultados y quien afirma que la protección que ofrecen estas píldoras frente a los tipos de cánceres mencionados puede durar hasta 30 años desde que la mujer deja de tomarlas.

Concretamente, los resultados del trabajo, que han sido publicados en la revista American Journal of Obstetric and Ginecology revelaron que aquellas que habían usado la píldora en algún momento de su vida presentaban un 3-12% menos de riesgo de desarrollar cualquier tipo de cáncer, especialmente de cáncer de colon y recto, de útero y de ovario.

Tal y como explica la autora principal del estudio, Lisa Iversen, una de las razones que explicaría la capacidad protectora de los anticonceptivos orales frente al cáncer de ovario se debe a que estos detienen la ovulación, un factor determinante en este tipo de tumor. Asimismo, también se sabe que el progestágeno que contienen los anticonceptivos reduce el crecimiento del endometrio y, provoca, por tanto, un efecto protector frente a esta enfermedad.

Si bien los anticonceptivos orales supondrían una reducción del riesgo en algunos tipos de cáncer, también parecen incrementar las posibilidades de desarrollar el de mama, el de cérvix y el de hígado

No se aconseja tomar las pastillas durante más de ocho años

Sin embargo, el estudio también revela que en aquellos casos en los que las mujeres habían tomado la pastilla anticonceptiva oral durante más de ocho años, a pesar de seguir protegidas frente al cáncer de ovario, presentaban mayor riesgo, en concreto un 20% más, de desarrollar un tumor cervical o del sistema nervioso en comparación con aquellas que utilizaron este método durante menos de ocho años. Por ello, todo indica a que lo recomendable sería no exceder ese tiempo e ir combinándolo con otros métodos anticonceptivos.

Estos anticonceptivos incrementan el riesgo de cáncer de mama, cérvix e hígado

Asimismo, como aclara el Instituto Nacional del Cáncer, basándose en un artículo publicado en el American Journal of Obstetrics & Gynecology, si bien los anticonceptivos orales supondrían una reducción del riesgo en algunos tipos de cáncer, también parecen incrementar las posibilidades de desarrollar el de mama, el de cérvix y el de hígado. Ello se debe a que las hormonas femeninas como el estrógeno y la progesterona (hormonas por las que están compuestas los anticonceptivos orales) podrían influir en la formación de algunos cánceres.

En realidad no solo es la anticoncepción oral la que puede favorecer cánceres, sino que en realidad es el hecho de evitar el embarazo lo que supone un incremento del riesgo de tumor, sobre todo el de mama. De manera que las mujeres que no han sido madres o lo han sido tarde (después de los 35 años), presentan un factor de riesgo para desarrollar esta enfermedad.

Uno de los motivos se debe a que, al no quedar embarazada, la menstruación (en condiciones normales) no cesará en ningún periodo, por lo que la mujer que utiliza anticonceptivos, a diferencia de una embarazada, presentará niveles más bajos de estrógeno y los conductos mamarios presentarán cada mes una variación de tamaño (con la menstruación tienden a agrandarse). Esa variación de tamaño se convierte en un factor de riesgo, pues se sabe que los tejidos que se mueven o que son variables son más susceptibles de desarrollar cáncer. Sin olvidar que las mujeres que no han tenido un embarazo a término no amamantarán. Y la leche que se produce para alimentar al bebé limita la capacidad de las células mamarias de actuar de manera anormal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dra. Sánchez Lorenzo

La incidencia del cáncer de mama aumenta, y se estima que una de cada ocho mujeres padecerá esta neoplasia. La Dra. Sánchez Lorenzo, oncóloga del MD Anderson Cancer Center, explica la mejor forma de prevenirlo.

Dra. Luisa Sánchez Lorenzo

Oncóloga médica del MD Anderson Cancer Center de Madrid, experta en cáncer de mama
"La prevención primaria es la mejor manera de evitar muertes por cáncer, porque si se detecta un tumor cuando todavía es pequeño y no se ha extendido fuera de la mama, el tratamiento y la cirugía resultarán más efectivos y menos agresivos, y el riesgo de metástasis se reduce"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

6%
se redujo el desperdicio de alimentos de los hogares españoles en 2016
'Fuente: 'Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente''