PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

El estrés en el embarazo afecta al envejecimiento biológico del bebé

El estrés durante el embarazo influye en el código genético del bebé y puede causar un envejecimiento biológico prematuro, condicionando su esperanza de vida, por lo que es importante dar apoyo emocional a las embarazadas.
Mujer embarazada sufre esttrés

El estrés de la embarazada podría incidir en el envejecimiento prematuro de los hijos.

21 de Abril de 2017

Numerosos estudios han demostrado que existe una asociación causal entre los trastornos somáticos y psiquiátricos y el deterioro del código genético expresado en el acortamiento de la longitud de los telómeros. Ahora, una reciente investigación, llevada a cabo por expertos del Instituto Central de Salud Mental de la Universidad de Heidelberg (Alemania), indica que esa relación va más allá en el caso de las embarazadas, ya que si padecen estrés podría afectar al envejecimiento biológico de sus bebés.

El estudio, que ha sido publicado en Neuropsychopharmacology, la revista científica internacional y publicación oficial de la American College of Neuropsychopharmacology (ACNP), analizó, a través de entrevistas y cuestionarios, los hábitos del estilo de vida y la percepción de estrés sufrido durante el embarazo de más de 300 madres, así como la aparición de cualquier tipo de trastorno psicológico durante el mismo. También se analizó la edad paterna como posible condicionante del envejecimiento prematuro de los hijos.

La percepción del estrés materno durante el embarazo estaba asociada con telómeros más cortos en los recién nacidos, lo que se considera un indicador biológico de envejecimiento

La longitud de los telómeros al nacer indica la esperanza de vida

Así descubrieron, en primer lugar, que la percepción del estrés materno durante el embarazo estaba asociada con telómeros más cortos en los recién nacidos pero, sin embargo, eso no afectaba a los telómeros de la madre. En segundo lugar, el estilo de vida materna se asoció con telómeros más cortos maternos, pero no con una reducción en la longitud de los telómeros en los recién nacidos. En los neonatos tampoco influía la edad paterna.

Debido a que los telómeros se acortan sustancialmente cuando las personas envejecen, los investigadores consideran la longitud de los mismos como un indicador biológico o biomarcador de envejecimiento. Por lo tanto, la longitud de los telómeros al nacer constituye un indicador de la esperanza de vida.

El hecho de observar que existe una relación directa entre el estrés materno prenatal y la longitud de los telómeros en la descendencia, pero no en las madres, puede ser atribuible, según expresan los autores del estudio, a una alta vulnerabilidad al estrés durante el desarrollo intrauterino de un organismo en maduración. Advierten, por tanto, que es recomendable no dejar de lado el apoyo emocional y psicológico de las embarazadas; y no solo porque el estrés podría incidir en el envejecimiento prematuro de sus hijos, sino también porque experimentar estrés de forma continuada siempre impacta de manera negativa en la salud física de quienes lo padecen.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''