PUBLICIDAD

Noticias Mascotas

El 99% de discapacitados responde eficazmente a la equinoterapia

Casi tres millones de personas padecen algún tipo de discapacidad en España. Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad los expertos reiteran los buenos resultados obtenidos de la equinoterapia.
Niño discapacitado montando a caballo

Los caballos son capaces de mejorar la situación de personas con problemas sociales, comunicativos, lingüísticos, o con alteraciones psicológicas.

02 de Diciembre de 2016

Casi el total de las personas con algún tipo de discapacidad física o psíquica que comienza a acudir a sesiones de equinoterapia responden satisfactoriamente al tratamiento, según los datos recogidos por la Asociación Teanima con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. La buena respuesta que provocan los caballos en las personas con necesidades especiales se debe a que son unos animales que se implican mucho en su finalidad terapéutica y que consiguen grandes avances en los tratamientos.

Son muchos los beneficios de la equinoterapia, tanto a nivel cognitivo, psicomotriz y el más importante, a nivel emocional. Los caballos son capaces de mejorar la situación de personas con problemas sociales, comunicativos, lingüísticos, o con alteraciones psicológicas, ya que mejoran la autoestima, la autoconfianza, aleja el estrés y brindan un bienestar emocional que ningún medicamento puede conseguir.

La equinoterapia mejora considerablemente el estado emocional, cognitivo y psicomotriz de personas con algún tipo de discapacidad física o psicológica

Entre otros beneficios reconocidos de los tratamientos con este tipo de animal se encuentran la mejora en la capacidad de concentración, atención y pensamiento, junto con la gran ayuda en las relaciones sociales que supone el vínculo no verbal que se establece entre el jinete y el caballo. Además hay que destacar que en estas terapias se inculcan unos valores de respeto, admiración, amor y responsabilidad hacia los animales en general.

En cuanto a las mejoras en el ámbito físico se puede destacar que la persona que monta a caballo mejora su equilibrio, la coordinación motriz y aumenta su tono muscular, además de activar su aparato respiratorio y su circulación.

No hay que olvidar que para poder realizar sesiones de equinoterapia el paciente debe estar diagnosticado con algún tipo de discapacidad psíquica o física, además de tener el consentimiento de un médico especialista que dé luz verde a este tipo de tratamiento. Tras ese paso, el terapeuta valorará las necesidades del paciente y en base a estas fijará el método de ayuda más adecuado. La equinoterapia se puede realizar en grupo o de manera individual y las sesiones suelen durar aproximadamente unos 30 minutos con una frecuencia de al menos una vez por semana para conseguir los mejores resultados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD