Trastorno obsesivo compulsivo
Las obsesiones y compulsiones que caracterizan el TOC producen malestar e interfieren en la vida cotidiana de quien lo padece. La solución puede estar en una combinación de técnicas psicoterapéuticas junto con fármacos.

Qué es el trastorno obsesivo compulsivo

Actualizado: 30 de noviembre de 2022

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo?

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) pertenece a los llamados trastornos de ansiedad. Estos trastornos de ansiedad son el grupo de trastornos psiquiátricos más común entre la población general, y la fobia específica (miedo a algo concreto) resulta ser el diagnóstico psiquiátrico más frecuente. A este grupo también pertenece la crisis de angustia, que constituye la urgencia psiquiátrica más habitual.

PUBLICIDAD

El TOC se caracteriza por la presencia de obsesiones (pensamientos intrusivos o perturbaciones anímicas recurrentes) y compulsiones (conductas irrefrenables que te llevan a repetir una cosa una y otra vez) que producen malestar, inquietud o aprensión e interfieren en la vida cotidiana de quien lo padece. Estas pueden ir desde el miedo a los gérmenes, fluidos corporales o contaminantes ambientales, a perder algo o dejártelo olvidado o a sentir la necesidad de que las cosas estén alineadas de una determinada manera, impulsos todos ellos que te llevan a tener comportamientos compulsivos para reducir la ansiedad tales como lavarte las manos o los dientes de forma repetida, verificar numerosas veces si has cerrado la puerta o te has dejado el horno o las llaves puestas, o llevar una limpieza u organización extrema de las cosas.

PUBLICIDAD

Las personas con TOC también pueden padecer en ocasiones de síndrome de Tourette o sufrir tics.

La frecuencia real del trastorno es desconocida, ya que la mayoría son formas leves y los pacientes nunca llegan a consultar por sus síntomas, pero se estima que afecta aproximadamente al 2% de la población, en proporción igual de hombres que de mujeres. Algunos estudios apuntan que se da más en solteros que en casados, aunque es difícil determinar si esto se debe a las consecuencias de los síntomas o no. También parece ser más frecuente en clases sociales altas y en personas con cociente intelectual elevado, pero no está del todo demostrado.

La edad en la que aparecen los primeros síntomas siempre es difícil de precisar ya que pueden confundirse con los rasgos de la personalidad, pero se sitúa entre los 20 y los 40 años; la mayoría de los casos muestran clínica activa antes de los 20 años y sólo un 15% sobrepasados los 35 años.

PUBLICIDAD

Creado: 8 de diciembre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD