PUBLICIDAD

Tercera edad
Redes sociales, pasos para comenzar a usarlas
Cada vez más personas mayores usan a diario las redes sociales para comunicarse con sus familiares o estar informados. Te ayudamos a dar tus primeros pasos para sacarle el máximo partido a sus beneficios.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Cómo usan las redes sociales las personas mayores

Redes sociales, pasos para comenzar a usarlas

Las redes sociales son muy intuitivas y fáciles de utilizar, una de las claves de su globalización y de que no entiendan de edades, nivel cultural, ni adquisitivo.

Las redes sociales han revolucionado las vidas tanto de jóvenes como de mayores, convirtiéndose en espacios de encuentros virtuales, principales canales de información, el medio para comunicarse desde cualquier parte del mundo, centros de ocio online… A pesar de ser herramientas digitales novedosas en constante actualización, son muy intuitivas y fáciles de utilizar, esta es una de las claves de su globalización y de que no entiendan de edades, ni de nivel cultural, ni adquisitivo. Cualquier persona que disponga de un dispositivo con conexión a Internet puede sumergirse en Twitter, Facebook, Instagram, Pinterest…, incluso las personas mayores novatas en el mundo social digital ya las han incluido en su día a día. Sacarles más partido está en tu mano, nosotros te ayudamos a ello.

Las personas mayores también utilizan las redes sociales

Actualmente la brecha digital que había entre las personas de 35-40 años y las que superaban los 60 ya no es tan grande. La accesibilidad y el fácil manejo de los teléfonos móviles y de las tablets han abierto las puertas del mundo virtual a los que hasta hace unos pocos años no se acercaban ni a un ordenador.

Diferentes estudios reflejan esta realidad, ya que, entre otros, el informe realizado en 2010 por All Assisted Living Homes indicaba que el 11% de los usuarios de Facebook eran mayores de 65 años; mientras que uno de los centros de investigación de referencia de Estados Unidos, Pew Research, pone de manifiesto que entre los usuarios de Facebook, Twitter y Skype hay más de 39 millones de personas que superan los 65 años; y el Global Web Index indica que uno de los grupos poblacionales que han impulsado el crecimiento de Twitter en los últimos años es el que abarca a los adultos de entre 55 y 64 años.

Usos de las redes sociales para la tercera edad

¿Quién dijo que las redes sociales eran para jóvenes y modernos? Cuando se pasa la barrera de los 60 pueden ser un complemento a tu ocio y una manera útil y sencilla de estar en contacto con tu gente. Y es que, el uso de redes sociales en la tercera edad nos abre un abanico de miles de posibilidades, entre las que se encuentran:

  • Comunicación con cualquier familiar o persona, en cualquier momento y desde cualquier lugar.
  • Estar informado al momento de lo que está pasando en todo el mundo.
  • Obtener información sólo de lo que nos interesa.
  • Conocer a nuevas personas con las que congeniar o compartir intereses.
  • Compartir momentos de nuestra vida con aquellos que queremos y que no se encuentran en el mismo lugar que nosotros.
  • Dar a conocer negocios, servicios, ofertas, etcétera.
  • Seguir a personajes, programas, entidades, asociaciones, marcas, tiendas… que nos interesen por el motivo que sea.

Actualizado: 15 de Julio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Marina García

Periodista, experta en salud y tercera edad
Marina García

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

 Dr. Iñaki Martín Lesende

Dr. Iñaki Martín Lesende, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

Dr. Iñaki Martín Lesende

Experto en atención a adultos mayores
“Hay nuevas figuras en la atención a las enfermedades crónicas: enfermeras de enlace, hospitales especializados en pacientes crónicos, equipos de soporte…, y yo destacaría la responsabilidad del paciente en el autocuidado y el empleo de nuevas tecnologías”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50%
de los hijos mantiene un contacto frecuente con sus padres mayores de 65 años
'Fuente: 'Atenzia’'