Sangre en las heces, causas y signos de alarma

La presencia de sangre en las heces no siempre se debe a un problema grave de salud, pero hay que consultar al médico, sobre todo si le ocurre a personas mayores de 50 años. Conoce sus posibles causas y los signos de alarma.

Sangre en las heces, causas y signos de alarma

Papel higiénico con restos de sangre

Actualizado: 19 de enero de 2021

Si vemos hilos de sangre en nuestras deposiciones o una mancha roja en el papel higiénico, inevitablemente nos asustamos y nos ponemos en lo peor. Lo cierto es que detrás de la presencia de sangre hay una causa que indica que algo no va bien, pero que puede ser leve y de fácil solución, o más grave y necesitar un tratamiento exhaustivo. Si esto le ocurre a una persona mayor de 50 años suele ser más importante, ya que según pasan los años la aparición de sangre en las heces puede estar más relacionada con un problema de salud de mayor gravedad.

Por ello es necesario que los adultos mayores se sometan a revisiones y se realicen pruebas preventivas como la colonoscopia; y en el caso de ver sangre en sus deposiciones que acudan lo antes posible al médico. Vamos a ver cuáles son las principales causas por las que aparece sangre en las heces de las personas mayores, y qué señales nos pueden hacer sospechar qué clase de problema tenemos.

Sangrado por hemorroides

Es uno de los motivos más frecuentes y leves por los que aparece sangre al defecar; de hecho, puede darse el caso de no saber que se tienen hemorroides hasta que no aparece este sangrado, que suele ir acompañado de dolor, picor, quemazón o punzadas en la zona. También puede hacernos sospechar que tenemos hemorroides ver que la sangre es roja brillante y está encima de las heces.

Aunque las hemorroides no constituyen un problema exclusivo de personas mayores, es cierto que pasados los 60 años existen más factores que pueden provocar su aparición, como son:

  • El estreñimiento.
  • Tener exceso de peso.
  • Permanecer mucho tiempo sentados.

Para evitar que este problema afecte a la calidad de vida del mayor y el sangrado vaya a más es recomendable que le vea un especialista y le indique el tratamiento a seguir.

Sangrado por hemorroides

Fisura anal con sangrado

La fisura anal es un desgarro que se produce en el tejido del ano. El principal motivo de su aparición es el estreñimiento, o cuando las heces son demasiado voluminosas y duras y es necesario hacer mucho esfuerzo para su evacuación. También puede darse en el caso contrario, cuando hay un episodio de diarrea. Las personas mayores son proclives a tener fisuras anales porque por problemas de masticación, por llevar una dieta pobre en fibra y por el sedentarismo presentan menos actividad intestinal y, por tanto, estreñimiento y heces duras.

Fisura anal con sangrado

Divertículos sangrantes en personas mayores

Según nos acercamos a la tercera edad, tenemos más probabilidades de presentar diverticulosis, especialmente si a lo largo de los años hemos seguido una dieta baja en fibra y hemos llevado un estilo de vida sedentario. Esta afectación provoca la aparición de unas bolsas en el colon o en el intestino grueso que se denominan divertículos, los cuales no presentan gravedad ni, por lo general, síntomas.

En ocasiones los divertículos se pueden infectar e inflamar dando lugar a una diverticulitis, la cual sí origina dolor y en ocasiones sangrado, pero en pocas casos el tratamiento va más allá del uso de antibiótico y analgésicos, aunque probablemente sea necesario someterse a alguna prueba para descartar otros problemas.

Divertículos sangrantes en personas mayores

Gastroenteritis que origina sangrado

Diferentes virus, parásitos o bacterias pueden provocar un episodio de gastroenteritis, una afectación que surge con la inflamación de la membrana interna del intestino. Es una enfermedad muy común entre los adultos, especialmente entre los mayores y es que, como indica la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, la mitad de los casos de gastroenteritis se dan en personas mayores de 75 años. La razón por la que es común sufrir esta patología en la tercera edad es porque el envejecimiento provoca que el sistema inmune sea más vulnerable ante los agentes que provocan la gastroenteritis.

Los motivos más comunes de su aparición son la ingesta de alimentos en mal estado o agua contaminada, pero también por alergias alimenticias o por el consumo de ciertos medicamentos. Sus síntomas pueden ser desde muy leves, como dolor abdominal y deposiciones frecuentes; hasta más molestos, como fiebre y dolor abdominal agudo e incluso diarrea con sangre, en cuyo caso será necesario acudir lo antes posible al médico.

Gastroenteritis que origina sangrado

Sangre en heces por colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn son dos enfermedades inflamatorias y autoinmunes que pueden afectar a cualquier parte del aparato digestivo. Aunque no son patologías propias de personas mayores, ya que pueden aparecer a cualquier edad, no tienen cura, por lo que las personas que las padecen tendrán que convivir con ellas también durante la vejez.

Su sintomatología es muy variada, ya que pueden provocar desde dolor abdominal, pérdida de peso, debilidad, acné, dolor articular, necesitad urgente de defecar, anemia o diarrea con sangre, entre otros. En ellos es especialmente importante vigilar y controlar el sangrado para evitar una anemia aguda que pudiera agravar su estado de salud.

Sangre en heces por colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn

Cáncer de colon, la causa más grave de sangrado

Es el motivo menos frecuente por el que aparece sangre en las heces, pero cuando esta es la causa, es más probable que surja en una persona mayor. Como indica la Asociación Española Contra el Cáncer en su informe “Incidencia y mortalidad de cáncer colorrectal en España en la población entre 50 y 69 años” de 2018 es el cáncer que se diagnostica con más frecuencia en España y, como el principal factor de riesgo es la edad, el 90% de los casos que se diagnostican se dan en personas mayores de 50 años.

El cáncer de colon produce una serie de síntomas que pueden variar en función de la localización del tumor dentro del intestino grueso. La sangre en las heces es uno de los síntomas más frecuentes, la cual puede ser roja –que suele proceder de tumores que se encuentra en el colon descendente–, o sangre negra que surge al mezclarse con las heces, dando lugar a deposiciones conocidas como melenas, que aparecen especialmente  cuando el tumor está situado en el colon ascendente.

Cáncer de colon

Otras señales de alerta cuando hay sangre en las deposiciones

Ver sangre en las heces ya es un motivo para ponernos en alerta, pero si esto ocurre en personas mayores y además viene acompañado de otros síntomas, como los que describimos a continuación, es importante ponerse cuanto antes en manos del médico porque puede esconder un problema de salud grave:

  • Pérdida de peso repentina sin causa aparente.
  • Fatiga excesiva, cuadros de mareos y palpitaciones que pueden indicar que existe anemia.
  • Cambios drásticos en las deposiciones, con periodos de estreñimiento y diarrea.
  • Heces llamativamente estrechas, que pueden surgir por la presencia de un tumor que no permite que pasen con normalidad las heces.
  • Dolor abdominal repentino, similar a un cólico.
  • La sangre aparece entre las heces, con coágulos, o las deposiciones son de color negro y malolientes.

Creado: 15 de enero de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD