PUBLICIDAD

Salud al día
Toxoplasmosis
De origen parasitario, la toxoplasmosis se transmite al hombre por diferentes animales, sobre todo el gato. Infectarse durante el embarazo puede ser muy peligroso para el bebé, por lo que debes conocer qué precauciones tomar para evitarla.
Escrito por Diana Forero Morantes, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Qué es la toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad de origen parasitario que se produce tras la ingestión de ooquistes del protozoario Toxoplasma gondii. Es una enfermedad zoonótica, es decir, que es transmitida al hombre por diferentes especies de mamíferos y aves contaminadas.

Los huéspedes definitivos son el gato doméstico y silvestre, y los huéspedes intermediarios los animales de sangre caliente (mamíferos y aves).

T. gondii está distribuido en todo el mundo; entre un 3 y un 70% de los seres humanos que alcanzan la vida adulta experimentan una infección por toxoplasma. La prevalencia de la infección por toxoplasma ronda el 10-15% de la población entre los 6 y los 50 años, pero en zonas tropicales como Brasil, esta prevalencia alcanza más del 70% de los individuos en este rango de edad. Curiosamente, en estas regiones la gran mayoría de los casos se adquieren a través de los ojos como puerta de entrada, siendo una de las principales causas de ceguera en los niños de estas latitudes.

Esta infección puede pasar inadvertida en la mayoría de las personas que tienen su sistema inmunológico intacto, permaneciendo de manera latente. En determinados individuos, cuando el sistema inmune se vuelve vulnerable o está comprometido, o en el embarazo, la infección puede reactivarse y dar síntomas, en muchos casos, graves.

Existen varias formas de adquirir la infección:

  • Ingerir productos de la tierra o del suelo contaminados con heces de gatos u otro tipo de felinos infectados.
  • Comer carne de los animales que transmiten la enfermedad.
  • Desde la madre infectada hacia el feto.
  • Transfusiones de sangre o donación de órganos de pacientes infectados.

No obstante, en la actualidad, la forma más habitual de transmisión de toxoplasma es la ingesta de carne no cocinada (cordero, ternera, carne picada), o la ingesta de verduras no bien lavadas. Estas son las principales fuentes de infección en embarazadas, aunque su incidencia es baja, en torno a 1-8 casos por 1000 embarazos.

Otro grupo de población en riesgo de infección grave son los pacientes con VIH. La prevalencia de la enfermedad asintomática es similar al resto de individuos,  pero se reactiva produciéndoles afectación del sistema nervioso central sobre todo cuando sus defensas caen por debajo de 100 CD4+.

Actualizado: 8 de Febrero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Ramón Cacabelos

El Dr. Cacabelos explica en qué consiste la medicina genómica, que permite identificar precozmente el riesgo de que una persona desarrolle ciertas enfermedades, y determinar el tratamiento más efectivo para cada paciente.

Dr. Ramón Cacabelos

Experto en medicina genómica y presidente del Grupo EuroEspes
“En el campo diagnóstico el papel de la medicina genómica es fundamental. Más del 80% de las enfermedades del adulto están destruyendo nuestro organismo muchos años antes de dar síntomas, y cuando se manifiestan ya es tarde. Con un diagnóstico predictivo podemos identificar el riesgo 20 o 30 años antes de que aparezca la enfermedad, e implementar un plan preventivo"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de las personas que padecen EPOC no han sido diagnosticadas
'Fuente: 'Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)''