PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Alergia a la fruta
Muchas personas sufren alergia a la fruta, especialmente durante la niñez. Descubre las frutas que más reacciones alérgicas provocan, y sigue nuestros consejos para evitar sus molestos síntomas.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Síntomas y diagnóstico de la alergia a la fruta

Es importante considerar que un mismo alérgeno puede producir reacciones de diferente grado, de ahí que la sintomatología de la alergia a la fruta no tenga por qué ser igual siempre. Por eso, aunque las reacciones anteriores hayan sido leves, conviene no confiarse. De la misma manera, hay personas que con poca cantidad de alérgeno presentan síntomas de alegia a la fruta rápidamente, y otras que necesitan mayor dosis de alérgeno.

En general, las reacciones alérgicas ocasionadas por frutas aparecen de forma rápida, por lo general dentro de la primera hora en la que se ha ingerido la pieza, y se conocen como síndrome de alergia oral, donde se presentan picores en la boca y en la garganta, que pueden llegar a  acompañarse de edema o incluso hinchazón de los labios o la laringe. En personas muy sensibles, es posible que los cuadros alérgicos presenten síntomas más importantes, de ahí la importancia de un buen diagnóstico por parte de un alergólogo y una dieta absoluta que evite el alimento en cuestión.

En personas con una alta sensibilidad a alguna fruta puede aparecer urticaria o irritación en la piel simplemente al tocarla. Los problemas intestinales son otro posible síntoma en estos pacientes, que tras ingerir la fruta de forma involuntaria pueden acabar con vómitos, diarrea o dolores abdominales. 

Cómo saber si eres alérgico a la fruta

Para el diagnóstico de la alergia a la fruta, el alergólogo realizará una historia clínica completa, un examen físico y una encuesta dietética para conocer el tiempo transcurrido entre la ingesta del alimento y la aparición de la sintomatología. Otras pruebas que suelen realizarse son las del test cutáneo, exponiendo el alérgeno al contacto de la piel, así como una analítica sanguínea.

En determinadas frutas conviene realizar la prueba con la piel y con la pulpa. Hay que tener en cuenta que pueden aparecer falsos positivos debido a posibles reacciones cruzadas, por lo que puede ser pertinente llevar a cabo lo que se conoce como prueba de exposición al alimento, siempre en presencia de personal médico para controlar posibles reacciones peligrosas.

El microarrays (chip de ADN) o técnica de diagnóstico molecular puede ser una alternativa en caso de sufrir múltiples sensibilizaciones, ya que permite conocer a qué molécula en concreto se es alérgico.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''

PUBLICIDAD