Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Fibra alimentaria
La fibra alimentaria es una sustancia esencial para que una dieta se considere sana y equilibrada, aunque no se debe abusar de su consumo. Conoce sus propiedades y qué alimentos la contienen.

Fibra alimentaria

Durante mucho tiempo se creyó que la fibra alimentaria no era necesaria para el ser humano, ya que nuestro sistema digestivo no tenía las enzimas necesarias para poder degradarla y así digerirla. Sin embargo, estudios realizados han demostrado que la fibra forma parte esencial de la nutrición de las personas, recomendándose actualmente su ingesta diaria, imprescindible para cualquier dieta sana y equilibrada.

Cómo se clasifica la fibra

Dependiendo de su solubilidad en agua existen dos tipos de fibras, con funciones específicas:

La fibra insoluble

Presente en el pan, cereales integrales y sus derivados, así como en frutos secos. Es la responsable del buen tránsito intestinal, disminuyendo el estreñimiento, debido a que el tracto digestivo casi no contiene bacterias intestinales capaces de degradarla.

La fibra soluble

Es capaz de absorber el agua con gran facilidad, contribuyendo a la disminución de absorción de azúcar, colesterol y triglicéridos en el aparato digestivo, reduciendo así la posible presencia de enfermedades cardiovasculares, evitando la aparición de estreñimiento, hemorroides y diabetes.

Existen enzimas digestivas capaces de digerirla. Están presentes en las frutas, verduras y legumbres.

Fuentes de fibra alimentaria

Las podemos encontrar en diversos alimentos, siendo todos ellos exclusivamente de origen vegetal como:

  • Cereales.
  • Harinas integrales (avena, trigo, cebada, centeno, maíz y arroz integral).
  • Legumbres.
  • Frutas.
  • Frutos secos.
  • Verduras y hortalizas.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 23/04/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Montse Folch

Autora de 'Frutoterapia'

"Tomando una manzana diaria se reduce un 30% el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares"

 

1,65 millones de muertes al año se relacionan con un consumo excesivo de sal

El consumo diario de más de 2 gramos de sodio está directamente relacionado con la aparición de enfermedades cardiovasculares potencialmente mortales.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud'

 

PUBLICIDAD